Luis Enrique da la última oportunidad al jugador del Barça con la vida más difícil

El técnico asturiano exige la máxima profesionalidad a los futbolistas

Fotografía: Luis Enrique da la última oportunidad al jugador del Barça con la vida más difícil
Fotografía: Luis Enrique da la última oportunidad al jugador del Barça con la vida más difícil

Luis Enrique dispone de amplios informes sobre el rendimiento físico de cada jugador. Sabe mejor que nadie si un futbolista se cuida o no, si sigue una dieta equilibrada o comete algunos excesos. Messi, por ejemplo, alcanzó su máximo rendimiento cuando abandonó las pizzas y los asados para seguir una alimentación mucho más sana. En el vestuario, sin embargo, aseguran que hay un jugador con hábitos menos saludables. Es Jeremy Mathieu, a quien se ha visto fumando en más de una ocasión.

El técnico asturiano avaló personalmente el fichaje de Mathieu. Algunas fuentes aseguran que José Antonio Pizzi recomendó su contratación. Luis Enrique justificó una operación que fue cuestionada por su elevado coste (20 millones de euros) y durante la pasada temporada alcanzó un gran protagonismo con sus goles ante el Real Madrid y el Celta en el tramo decisivo de la Liga. Mathieu, sin embargo, nunca ha sido una pieza básica para Luis Enrique.

Piqué y Mascherao, los preferidos

Piqué y Mascherano son los defensas preferidos por Luis Enrique durante esta temporada. Incluso Vermaelen tuvo más oportunidades que Mathieu hasta que se lesionó el belga. El ex jugador del Valencia tuvo importantes lagunas de concentración en algunos partidos que indignaron al técnico azulgrana, que ha optado por darle una nueva, y tal vez última, oportunidad.

Mathieu, según cuentan en el vestuario del Camp Nou, es una persona introvertida. Solitaria. Con mucho carácter. «Va a la suya», insisten en el Barça. Alguno incluso alucinó al saber que el defensa francés se fumaba un pitillo de vez en cuando. Luis Enrique espera un cambio. Si no mejora, Mathieu estará en venta durante el próximo mercado veraniego.