Los Whatsapp entre vestuarios antes del Espanyol-Barça

Los pesos pesados de ambos equipos intercambian mensajes de texto en la previa del derbi

Fotografía: Los Whatsapp entre vestuarios antes del Espanyol-Barça
Fotografía: Los Whatsapp entre vestuarios antes del Espanyol-Barça

Borrón y cuenta nueva. Los futbolistas de Espanyol y Barça han movido hilos para apaciguar los ánimos en la previa del tercer derbi del año. Los dos anteriores (0-0 y 4-1) caldearon mucho el ambiente, tanto por el juego duro, como por las provocaciones sobre el césped y las reacciones posteriores. Escocieron especialmente las declaraciones de Gerard Piqué metiéndose con la «maravillosa minoría» blanquiazul.

Los futbolistas son los primeros interesados en rebajar la tensión. Los deportistas saben de su responsabilidad a la hora de animar a la afición, árbitro aparte. En este escenario, jugadores de ambos equipos han intercambiado mensajes de texto (los Whatsapp echan humo desde el primero de los tres derbis) para calmar el ambiente en el campo y en la grada. Han pactado, según ha podido saber Diario Gol, una lucha limpia y noble por el bien de todos.

Noche de paz

La eliminatoria, por otra parte, está prácticamente resuelta a favor de los azulgrana. Se esperan unos primeros 10 minutos muy intensos del Espanyol y de su público, pero si el marcador no se mueve, volverá la tranquilidad. Gerard Piqué, además, tiene todas las papeletas para ser suplente y así evitar incendios, aunque nadie le asegura que en esta ocasión Shakira y sus hijos se libren de insultos.

Futbolistas y directivos fueron los encargados de alterar el normal comportamiento del público en los partidos anteriores. Y ellos son los primeros que piden ahora paz y tranquilidad. El técnico del Espanyol, Constantin Galca, es el último que ha lanzado un mensaje en este sentido: «Espero que aficionados y jugadores se centren solo en el partido, que los aficionados animen al equipo y nada más. Es solo un partido de fútbol, y no tiene que ir a más».