Los vecinos de Hazard en La Finca avisan de lo que está pasando en esa casa

El delantero belga del Real Madrid, que dio positivo en COVID-19, sigue sin poder despegar en el club de la capital,

Eden Hazard
Eden Hazard

Lo de Eden Hazard merece un episodio especial de Iker Giménez. O mejor dicho, una novela de Stephen King. De esas sobrenaturales, pero de las que no concluyen con un desenlace claro. Porque lo suyo es una maldición sin resolver.

El belga, que llegó al Real Madrid en verano de 2019, lo hizo con sobrepeso. Y buena parte de sus lesiones han tenido que ver con su cuestionable estado de forma. El futbolista ya apareció pasado de kilos en su presentación aquel 7 de junio. Algún medio tuvo incluso que cambiarle el cuerpo en una foto por el de Karim Benzema.

Fotografía: Los vecinos de Hazard en La Finca avisan de lo que está pasando en esa casa

Concatenación de lesiones

Para colmo, a las pocas semanas de llegar a la capital, Hazard sufrió una primera lesión que derivó en una espiral de dolencias, de la que le ha costado salir más de una temporada. Y el asunto no ha sido casualidad.

El crack belga sufrió su primera lesión en un Real Madrid- Paris Saint-Germain. En un lance del partido, el delantero se resintió de un tobillo en el que arrastraba molestias desde 2017. Y ahí empezó su calvario. En lo que al principio parecía una contusión, se le detectó una microfisura incompleta externa perimaleolar. Una lesión de difícil curación, que ha generado recaídas continuas y que, antes de estrenarse este curso ante el Borussia Monchengladbach, solo le han permitido sumar 8 actuaciones en un año.

El COVID-19 trunca la puesta a punto de Hazard

Ese día jugó 20 minutos. Y tras aquel choque logró encadenar dos partidos más. Disputó 60 minutos ante el Huesca y otros 64 contra el Inter de Milán, siguiendo el plan específico y preventivo diseñado por el cuerpo médico. Sin precipitaciones.

Sin embargo, un nuevo enemigo ha aparecido en la vida de Hazard. El belga dio positivo por COVID-19 y se encuentra confinado. Lo que faltaba. No sale de una y ya se mete en otra.  Pero como decíamos, nada es por casualidad.

Alimentación y visitas cuestionable

En el problema de las lesiones, al margen de la dificultad de la curación, también tuvo que ver su alimentación y su estado de forma. En otros equipos en los que estuvo ya tuvieron que darle el toque en esta parcela. El periodista Ludo Vandewalle llegó a explicar que se comió una hamburguesa en el descanso de un partido.

Eden Hazard
Eden Hazard

Y en el asunto del coronavirus, la cosa también tiene que ver con lo que hace Hazard cuando está fuera del club.

Tal y como recogió Diario Gol, vecinos de La Finca han advertido que son varias las ocasiones que han visto aparecer algún rider con comida a domicilio. Y también a visitas que entran y salen de su casa a menudo. Unas idas y venidas nada recomendables en los tiempos que corren y que son el principal foco de contagio del COVID-19.