Los trapicheos de Florentino Pérez

La tesorería del club es más delicada de lo que parece por las fórmulas de pago del presidente

Fotografía: Los trapicheos de Florentino Pérez » Diario Gol
Fotografía: Los trapicheos de Florentino Pérez » Diario Gol

La situación económica del Real Madrid es más tensa de lo que parece. El club con más ingresos del mundo, según Football Money League, acusa los constantes trapicheos de su presidente, Florentino Pérez, para vestir de blanco a los grandes jugadores del mundo. La filtración del contrato del fichaje de Gareth Bale confirma la preocupación por esta práctica, aunque fuentes de la entidad quitan hierro al asunto y afirman que todo está bajo control.

El Real Madrid tiene muchas deudas. Los elevados montantes de los fichajes obligan al club a encontrar fórmulas imaginativas para costear las incorporaciones. El método elegido en la mayoría de los casos es el pago fraccionado. Esta temporada, sin ir más lejos, la entidad de Concha Espina deberá afrontar, al menos, el pago pendiente de 32 millones de euros. En esta cifra se incluye el último abono al Tottenham por Gareth Bale, cercano a los 25 millones de euros al cambio de 2013.

Los pagos que vencen en 2017

Esta situación explica, en parte, la escasa inversión en fichajes del pasado mercado veraniego. La próxima temporada vencen pagos cercanos a los 30 millones de euros. El Real, sin embargo, necesita realizar un gasto importante en los próximos meses (sin consigue la cautelar) por dos motivos principales. El primero es que el Barça sigue dominando; el segundo, la sanción de la FIFA. Esto eleva la inversió hasta los 500 millones, si hace falta, en agosto.

500 millones son una partida muy importante de los ingresos del Real Madrid en una temporada. Más allá de que el club repita las fórmulas empleadas hasta ahora, con pagos fraccionados, para realizar incorporaciones, los dirigentes de la entidad manejan otras vías, como avanzó Diario Gol. Una de las más importantes es la posible venta de jugadores como Cristiano Ronaldo, Karim Benzema o Isco. La otra consiste en tirar de la chequera del patrocinador IPIC. La tercera es un crédito. Si se confirma la sanción de la FIFA, el Real dispondrá de un año y medio sin gastos en el mercado y podrá pagar los fichajes sin demasiado problema.

Publicidad