Los topos del presidente en la grada del Bernabéu

Florentino Pérez pide informes para sentenciar a los críticos de la Grada de Animación

Fotografía: Los topos del presidente en la grada del Bernabéu
Fotografía: Los topos del presidente en la grada del Bernabéu

Florentino Pérez no da puntada sin hilo. El presidente del Real Madrid quiere tenerlo todo bajo control. Desde los medios de comunicación (veta a la prensa no amiga), hasta los aficionados. Comenzó por desterrar a Ultras Sur. Ahora sentencia a los que critican su gestión desde la Grada de Animación. Tiene topos que le chivan todos los comentarios.

La Grada de Animación como sustitución pacífica a Ultras Sur tampoco convence a un Florentino que ve como, poco a poco, cada vez son más las voces críticas que salen desde este sector. El último movimiento del presidente blanco consiste en fiscalizar la zona de animación con vigilantes e informes secretos.

Expulsados por criticar

Uno de los miembros de esta grada denuncia, de forma anónima en Vozpópuli, que «ponen vigilantes del club con chaleco y toman nota de quién no anima, de quién critica o del que falta a los partidos». La misma fuente asegura que Florentino recibe todos los informes y, si son negativos, pueden acarrear la expulsión a mitad de temporada, o la no renovación.

Los socios de la Grada de Animación, indica la misma información, cuentan con un descuento de 300 euros (pagan 400 euros en lugar de los 700 euros habituales) a cambio de animar al club y a los jugadores: «Está terminante prohibido criticar». Otro implicado indica que el club da órdenes «para evitar todo en contra del palco y no silbar ni gritar ninguna consigna contra Florentino». «Sería un suicidio», añade, antes de matizar: «Nadie puede expresarse libremente, y muchos tienen miedo a decirlo en público porque les quitan el abono».