Los Neymar encuentran en España la excusa perfecta para exprimir al Barça

El entorno del futbolista aprovechará la 'persecución fiscal' para obtener las mejores condiciones en la renovación del contrato

Fotografía: Los Neymar encuentran en España la excusa perfecta para exprimir al Barça » Diario Gol
Fotografía: Los Neymar encuentran en España la excusa perfecta para exprimir al Barça » Diario Gol

«Estamos hablando de la renovación [de Neymar con el Barça] pero hay cosas pendientes para resolver que nos tienen un poco intranquilos». Palabras del padre de Neymar en relación a su situación tributaria, especialmente en España, pero que también afecta a Brasil. Todo está en el aire. El entorno del crack quiere aprovechar estos momentos de confusión para sacar el máximo dinero al club. La situación desencallará en algún momento, de uno u otro modo, pero lo único claro en las oficinas de Arístides Maillol es que la gran perjudicada será la entidad azulgrana.

Los Neymar llevan tiempo detrás de la mejora salarial del futbolista. La eclosión del ariete, que en ausencia de Leo Messi se ha echado el equipo a la espalda, es su mejor argumento. Pero todavía falta uno: la confirmación del segundo puesto en el podio del Balón de Oro. Los agentes del jugador mezclarán todos estos ingredientes, unidos a la juventud del goleador, en la mesa de negociaciones. Pedirán que, al menos, Ney tenga el segundo sueldo de la plantilla. Que se sitúe su ficha justo por detrás de la de un Messi que percibe 40 millones brutos por año. El Barça está casi obligado a aceptar, aunque es difícil que ceda a todas las pretensiones del entorno.

Negociaciones al margen

Fuentes del club confirman a Gol la intención de mejorar «considerablemente» la ficha de Neymar. El objetivo primero era pagarle 20 millones de euros al año, la mitad de lo que estipula el contrato de Messi. Pero temen que el entorno de Ney apriete a última hora con una cantidad muy superior. Entienden desde la entidad que los representantes del jugador intentarán que el Barça corra con los cargos fiscales de su fichaje y que, por ahora, le han costado un embargo de 42 millones de euros en Brasil. El padre del crack, mientras, llora la persecución de Hacienda, y fuentes cercanas al entorno recogen las críticas por el mal asesoramiento del club y de los abogados por la tributación y la gestión de los ingresos.

Este cúmulo de hechos ha provocado que los Neymar comiencen a negociar a espaldas del Barça con otras entidades europeas. En el PSG o el Manchester United estaría más tranquilo en materia fiscal, según creen en el entorno, tendría un salario muy parecido al de Messi porque se lo podrían pagar, y nadie le haría sombra en la carrera por el Balón de Oro. Los Neymar, además, culparían a Hacienda de su salida de España y mantendrían la buena relación con el club. Todos cómplices. En este sentido, el Barça siempre pierde: o paga, o se queda sin él.

Publicidad