Los jugadores del Barça a los que no podrá salvar ni Luis Enrique

El club tendrá que prescindir de alguna 'vaca sagrada' para cuadrar sus cuentas y evitar que se dispare la masa salarial

Fotografía: Los jugadores del Barça a los que no podrá salvar ni Luis Enrique » Diario Gol
Fotografía: Los jugadores del Barça a los que no podrá salvar ni Luis Enrique » Diario Gol

El FC Barcelona deberá asumir decisiones valientes y algunas incluso impopulares al acabar esta temporada. La situación económica del club, más delicada de lo que dicen desde la junta directiva, obligará a prescindir de varios futbolistas para mantener o reducir la actual masa salarial destina a los deportistas. Algunas salidas no serán del agrado de Luis Enrique, que desde que asumió el mando del equipo ya ha evitado la salida de Mascherano, Bartra y Sergi Roberto.

El Barça renovará la plantilla. El club trabaja en la hipótesis de que fichará a cuatro futbolistas (central, lateral zurdo, centrocampista y delantero), pero antes prescindirá de varios jugadores. Algunos, como Sandro y Adriano, están totalmente sentenciados. También están en venta Bartra, Munir y Mathieu. Por los cinco, la entidad se ahorraría unos 15 millones de euros.

Luis Enrique podría asumir la ausencia de estos futbolistas. Sin embargo, puede haber tensiones con otros jugadores. El Barça deberá vender a alguna vaca sagrada para fichar y, sobre todo, para dar luz verde a las renovaciones de Neymar y Messi. El brasileño pide entre 25 y 30 millones de euros por año y el argentino ya cobra 40 millones brutos por temporada.

Alves, Mascherano e Iniesta

Alves (32 años) y Mascherano (31) son los futbolistas que más números tienen para ser vendidos a final de temporada. Ambos cobran más de 10 millones de euros anuales y el club considera que su rendimiento menguará en las próximas temporadas.

Más traumática, para Luis Enrique y los aficionados, resultaría la venta de Iniesta (31 años). El capitán ha recuperado su mejor nivel, pero el club estudiaría una buena oferta por él. El centrocampista cobra 18 millones de euros por temporada y en la junta directiva hay quien reclama valentía para traspasarlo.

El Barça, amenazado por la UEFA y por una deuda de 328 millones de euros, tendrá que moderar su gasto en los próximos años. El club proyecta algún fichaje sonado, pero también llegarán futbolistas jóvenes para abaratar los costes y rebajar la edad de la plantilla. 

Publicidad