Los jugadores de Madrid y Barça que llegan al clásico devaluados

Varios futbolistas en teoría llamados a tener protagonismo atraviesan un mal momento de forma

Fotografía: Los jugadores de Madrid y Barça que llegan al clásico devaluados
Fotografía: Los jugadores de Madrid y Barça que llegan al clásico devaluados

Vuelve el clásico. Pero esta vez no por todo lo alto. El partido de las estrellas se presenta este sábado (18:15 horas) con muchos de sus futbolistas más emblemáticos en horas bajas. Va camino de ser el clásico de los jugadores devaluados.

Cristiano Ronaldo, el ídolo del Real Madrid que ya no lo es tanto, no atraviesa su mejor momento. El ególatra jugador llega al clásico más pendiente de sus estrenos cinematográficos que del fútbol. Los rumores sobre su salida del club blanco y su falta de entendimiento con Rafa Benítez provocan que el portugués sea un valor claramente a la baja.

Leo Messi, la gran estrella del partido y principal aspirante al Balón de Oro de 2015, llega lesionado. Lo normal es que juegue, ya que durante la semana se ha entrenado con el equipo, pero quizás no está al ciento por ciento y acaba desempeñando un papel más secundario, como revulsivo –como ya hizo este año ante el Atlético– o posible puntal para ayudar a la contención en el segundo tiempo.

Karim Benzema, maltratado mediáticamente por su incursión en las malas artes del chantajismo y la extorsión, también reaparecerá en el clásico. En los últimos días estaba lesionado, pero es el gran socio de Cristiano Ronaldo. Si olvida sus problemas personales y se centra, puede ser peligroso para los de Luis Enrique.

Andrés Iniesta, el capitán del Barça, es uno de los jugadores más perjudicados por las ratios del mercado de valores. Su cotización ha caído en picado en el último año. De los 55 millones de euros que costaba a principios del curso pasado, a los 35 millones en que está valorado ahora. Cuestionado como capitán por su falta de autoridad, deberá reivindicarse.

Pepe, como Iniesta, está cayendo en el valor de mercado. Su cotización hace un año era de 18 millones de euros y, ahora, está en 15 millones. Son solo tres puntos por debajo, pero su caída, aunque lenta, es imparable. Tiene 32 años y tendrá dificultades para parar a los magos del Barça.

Dani Alves también sale perjudicado de la comparativa de mercado. El año pasado, a estas alturas, tenía un coste aproximado de 18 millones de euros y este curso, ya con 32 años, ha bajado a 10 millones. No está tan fresco como el curso pasado y puede sufrir en defensa.

James Rodríguez: de chico bueno a rebelde. El futbolista colombiano ha triunfado en su tierra durante el parón de selecciones, donde ha sido tratado y homenajeado como un auténtico héroe. Representado por Jorge Mendes, empieza a dar muestras de estar algo crecido, especialmente tras retar a Rafa Benítez, con quien no tiene sintonía. 

Gerard Piqué, l’enfant terrible del Barça, sigue haciendo de las suyas. Atraviesa un magnífico momento de forma, siempre y cuando no se despiste, pero llega al Bernabéu en el punto de mira de la afición. Lleva demasiado tiempo calentando el ambiente y recibirá una de las mayores pitadas que se recuerdan. Para él, es sinfonía. Veremos.

Sergio Ramos es otro de los futbolistas que reaparece en el clásico, en teoría, tras sus constanes problemas en el hombro. El futbolista jugará infiltrado y debe ser operado de urgencia, pero no quiere faltar a la cita. Como Messi y Benzema, llega entre algodones.