Los capitanes del Real Madrid se reúnen con los ‘cabeza de turco’ de Zidane: Isco y James

Encuentro de urgencia para tratar la situación de dos futbolistas que están en el punto de mira

Fotografía: Los capitanes del Real Madrid se reúnen con los 'cabeza de turco' de Zidane: Isco y James » Diario Gol
Fotografía: Los capitanes del Real Madrid se reúnen con los 'cabeza de turco' de Zidane: Isco y James » Diario Gol

Zinedine Zidane ha detectado el problema. El entrenador del Real Madrid ha dado con la tecla que entorpecía el rendimiento del equipo. El francés ya tiene a sus dos cabezas de turco: James Rodríguez e Isco Alarcón. Tan grave es la situación que los capitanes se han reunido con ellos de urgencia.

Ocurrió en Valdebebas con posterioridad a la exhibición de fútbol que el Madrid ofreció en el Santiago Bernabéu contra el Sevilla (4-0). Ni Isco ni James figuraban en el once que destapó las vergüenzas del conjunto de Unai Emery, que, por otra parte, llegaba asfixiado a la cita. El regreso de la BBC y un centro del campo made by Rafa Benítez –Modric, Kroos y Casemiro– fueron argumento suficiente para recordar al coliseo blanco que el fútbol es un deporte divertido.

Llegaron los elogios, y también el momento de hacer reflexión. Y los capitanes tiraron de galones. Secundado por los pesos pesados del equipo –Cristiano Ronaldo, Marcelo Pepe y Arbeloa–, Sergio Ramos encabezó una reunión privada, casi confidencial, en la que hicieron ver a los dos futbolistas que tienen dos opciones: o cambian la actitud o saldrán en verano.

Cristiano no iba desencaminado

Ramos, que también está señalado, se está esforzando en transmitir un cambio de actitud. Es por ello que envió un contundente mensaje a los dos talentosos centrocampistas: «Ahora mismo estáis más fuera que dentro». Especialmente Isco, que podría tenerlo hecho con el Manchester City. Tanto es así que Zidane ya piensa en el sustituto de ambos: Eden Hazard.

Las noches locas de James y sus continuos escarceos convertidos en faltas de disciplina y el carácter poco formal de Isco, amigo de la broma y enemigo del trabajo y el compromiso fueorn motivos de conversación. Incluso, salieron a relucir las palabras de Cristiano Ronaldo, que en su día se quejó de la ausencia de Benzema y Bale como claves de la falta de resultados. No iba desencaminado.

Cambio de sistema con Casemiro

Otro aspecto que conduce a Zidane a sentenciar a los dos cracks es el sistema de juego. El francés está entendiendo que tanto Isco como James son mediapuntas, jugadores que pueden hacer de segundo delantero, pero no centrocampistas puros. El sistema del Madrid, como el del Barça, debe ser un 4-3-3, con las bandas ocupadas por hombres con recorrido, como Cristiano y Bale, y un delantero centro de referencia. Los centrocampistas deben ser talentosos, pero muy trabajadores. Y la clave está en el pivote defensivo, figura poco empleada en la casa blanca.

La presencia del cuestionado Casemiro, que no es un jugador que brille por su talento sino por su trabajo, ha destapado la caja de los truenos y otorgado razones a un Rafa Benítez que, quizás, fue injustamente vilipendiado. El defensivo centrocampista brasileño podría sentar a Isco y James hasta final de temporada si no se ponen las pilas. Si ello ocurre, están sentenciados.  

Publicidad