Lo que Rafa Benítez calla

El entrenador del Real Madrid está muy molesto con el trato que recibe en el Bernabéu

Fotografía: Lo que Rafa Benítez calla » Diario Gol
Fotografía: Lo que Rafa Benítez calla » Diario Gol

Rafa Benítez, entrenador del Real Madrid, se la juega contra el Valencia. Un resultado adverso en Mestalla puede ser letal para el técnico madrileño, que en la rueda de prensa previa al partido pidió tiempo y silenció muchas cosas. Benítez cree que es víctima de una campaña que incluye a los directivos del club, a los futbolistas y a los medios de comunicación.

El entrenador del Real Madrid está convencido de que el gran enemigo está en casa. En el Santiago Bernabéu. Desde hace un mes y medio, la presión ha sido asfixiante. Benítez está harto de tantas filtraciones. Éstas salen del club y, en muchos casos, de altos directivos. Florentino Pérez, el presidente, le apoya públicamente, aunque no en privado, y el técnico sabe que sus directivos quieren que se vaya.

Benítez también tiene la sensación de que los futbolistas le hacen la cama. En la última rueda de prensa recordó a figuras ilustres del Madrid como Di Stéfano, Camacho y Juanito, futbolistas con mucho carácter que peleaban hasta el último suspiro. Ésa es la actitud que el técnico quiere en su Madrid, pero detecta que muchos jugadores no están comprometidos. Su relación con algunos es muy tensa o inexistente. Con Isco y James ni se habla. Con Cristiano Ronaldo tampoco hay buena sintonía. Ni con Sergio Ramos.

Mourinho y Ancelotti

Benítez, por otra parte, nunca ha tenido el mismo trato que anteriormente recibieron Carlo Ancelotti y, no digamos, José Mourinho. Desde el primer momento ha tenido la sensación de ser un entrenador puente. Un técnico provisional. Hace medio año, la prioridad de Florentino era relevar al técnico italiano.

El Real Madrid, con Florentino de presidente, siempre hizo fichajes millonarios. Galácticos: Figo, Zidane, Beckham, Ronaldo, Cristiano Ronaldo, Bale… El pasado verano ni tan siquiera pudo cerrar la contratación de David de Gea. Benítez calló. Su única alternativa al Real Madrid, tras abandonar el Nápoles, era el West Ham.

Publicidad