Las incursiones del Real Madrid en la Ciutat Esportiva Joan Gamper

El Barça está muy molesto con la agresiva política del eterno rival, que ha tocado a varios jugadores de su cantera

Fotografía: Las incursiones del Real Madrid en la Ciutat Esportiva Joan Gamper » Diario Gol
Fotografía: Las incursiones del Real Madrid en la Ciutat Esportiva Joan Gamper » Diario Gol

Malestar en el FC Barcelona y, sobre todo, en las categorías inferiores del club. El Real Madrid ha hecho una oferta a Xavi Simons, un niño de solo 12 años, y las alarmas se han disparado en la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí.

Simons, mejor jugador alevín del MIC, es uno de los jóvenes del Barcelona con más talento. Nacido en Amsterdam, su familia se trasladó a Alicante cuando él era un niño. Su padre es amigo de Patrick Kluivert, ex delantero azulgrana, y su gran sueño es jugar algún día en el primer equipo del Barça. La pasión barcelonista explica que Simons haya descartado al Real Madrid.

El Barça ha ganado una batalla, pero en Sant Joan Despí están muy preocupados con la agresiva política de cazatalentos del Real Madrid. Y el malestar ya ha llegado a las oficinas del Camp Nou, donde no se descartan medidas drásticas para contrarrestar las intromisiones del eterno rival.

Total libertad

Emisarios del Real Madrid suelen acudir a la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Se mueven con total libertad por las instalaciones del club y pueden contar, sin trabas, con los padres de los futbolistas. En varias ocasiones, trasladan su interés, con promesas de que serán muy bien tratados en Madrid.

La entidad que preside Florentino Pérez ha creado una estructura para marcar a los jóvenes de la Masia con más talento. Los padres de los jóvenes jugadores del Barça suelen rechazar las propuestas madridistas. En muchas ocasiones, ni tan siquiera las escuchan. Los representantes del club blanco aseguran que en Valdebebas tendrían más proyección y recalcan que la cantera azulgrana está en crisis. De sus problemas internos, obviamente, no dicen nada.

27 millones contra 18

El Barça, en cambio, se mueve con mucha más discreción. Sus colaboradores también están pendientes del mercado madrileño, pero nunca se desplazan a Valdebebas para tocar a una joven promesa del Real Madrid.

El caso Simons ha puesto en alerta a la junta directiva y los ejecutivos del Barça, un club que destina unos 27 millones de euros anuales en su fútbol formativo. El Real Madrid, por su parte, invierte el 3% de su presupuesto. Es decir, unos 18 millones de euros.

 

Publicidad