Las bromas de Piqué dividen al vestuario del Barça

Las constantes salidas de tono del defensa, antimadridista, ponen en alerta a la plantilla

Fotografía: Las bromas de Piqué dividen al vestuario del Barça
Fotografía: Las bromas de Piqué dividen al vestuario del Barça

Gerard Piqué tiene al vestuario partido en dos. Las gracias de Piqué no divierten por igual en un grupo dividido. Según ha podido saber Diario Gol de fuentes internas, varios jugadores del Barça no se sienten la lengua de tanto mordérsela con Gerard. El «Geri es Geri», con el que algunos efectivos justifican las salidas de tono del central, no lo compra la mayoría.

Para estos futbolistas el carácter del azulgrana se ha convertido en un problema molesto. Obligados a defenderlo de puertas a fuera, cada vez son más los que desde dentro ponen en duda el personaje.

El peor momento

Una opinión que es compartida por algunos altos cargos que creen que Piqué está siendo devorado por Piqué. Estas personalidades son conscientes del malestar que está generando la actitud del defensa en miembros señalados del equipo, así como la repercusión en la imagen del club. El grupo entiende que tras empatar ante el Deportivo no era el mejor momento de abrir nuevos frentes que están llevando al Barcelona a revivir sus peores tiempos como visitante.

Sergio Ramos mandaba un aviso a un destacado miembro de la plantilla hace una semana: «Frénalo». En el vestuario azulgrana hay quien no está llevando nada bien el caldo de cultivo que Piqué tiene montado en la Roja. Compañeros que sienten los colores de España o el de sus respectivas selecciones y que no entienden como Piqué está yendo tan lejos.