La vía española se abre paso en los despachos del Real Madrid

La lista de jugadores que maneja la dirección deportiva invitan al optimismo

Fotografía: La vía española se abre paso en los despachos del Real Madrid
Fotografía: La vía española se abre paso en los despachos del Real Madrid

Tras los últimos tropiezos del Real Madrid ha vuelto al Bernabéu un rún rún que parecía olvidado. «No hay suficientes jugadores españoles en el equipo», «se ha perdido la esencia del Madrid de antes, la casta española», «Los extranjeros son mercenarios, no sudan igual la camiseta blanca», se comenta en los aledaños del feudo blanco.

Los socios y aficionados que acuden a Chamartín no son los únicos que se quejan. Ex futbolistas, tanto favorables a Florentino como contrarios, remarcan que hay poco jugador español en la plantilla. Inciden en que a los jugadores de fuera cuesta más inculcarles la esencia de lo que es y lo que representa el Real Madrid. José María Gutiérrez, Guti, lo apuntó recientemente.

En los despachos del Bernabéu se han vuelto a poner a trabajar en este sentido. De hecho, lo han hecho más veces, pero siempre queda en amagos. Fichajes de cara a la galería que, pocas veces, acaban teniendo un verdadero protagonismo en el once. Su principal problema es que no venden las mismas camisetas como un jugador de fuera al que puedes vender como una gran estrella.

Los que están, los que se fueron, los que vendrán

Ramos, Isco, Carvajal, Jesé, Luscas Vázquez, Nacho, Casilla y poco más. Estos son los jugadores españoles del Real Madrid. La mayoría, extranjeros. No cuajó Canales, no funcionó Illarramendi, los porteros –Casillas y Diego López– era mejor que saliesen, Albiol era demasiado tosco, a Callejón decidieron venderlo…

Los que suenan ahora son los siguientes: David de Gea, Cesc Fàbregas, Álvaro Morata, Marco Asensio –cedido al Espanyol–, Borja Mayoral –en el Castilla–, y un pequeño bombazo que parece imposible, pero que gusta: Koke Resurrección.