La UEFA obliga a retirar las estelades de los anuncios de la Champions

El organismo europeo asegura que el polémico anuncio del Barça-Roma fue obra de una agencia de comunicación externa

Fotografía: La UEFA obliga a retirar las estelades de los anuncios de la Champions
Fotografía: La UEFA obliga a retirar las estelades de los anuncios de la Champions

Nuevo lío con la UEFA y la causa independentista como protagonistas. El organismo que preside el suspendido Michel Platini ha ordenado la retirada de todos los vídeos y spots publicitarios del Barça donde aparezca la bandera estelada. El conflicto va a más.

La llama de la polémica se prendió este jueves por la noche, cuando se empezó a difundir el nuevo anuncio de cara al próximo Barça-Roma que se jugará el e noviembre en el Camp Nou. La primera escena del documento audiovisual era una enorme bandera estelada. Qué paradoja. El órgano que sanciona al Barça porque sus aficionados ondean la citada bandera le daba publicidad.

Los medios catalanes y españoles fueron los primeros en hacerse eco de este suceso, atónitos por el error del organismo europeo, cuyo presidente en funciones es ahora el español Ángel María Villar, que siempre permanece en silencio. El anuncio ha sido retirado y rápidamente se han filtrado las razones de este «error»: el vídeo lo montó una agencia de comunicación externa.

Socios del Barça: demandantes

La batalla normativa sigue abierta. Varios socios del Barça estudian demandar a la UEFA por atentar contra un derecho fundamental de la Constitución Española, el de la libertad de expresión. Otro grupo, Manifest Blaugrana, asegura que acudirá ante el Parlamento Europeo para defender a los socios del Barça que se sienten identificados, pacíficamente, con esta bandera.

Según ha podido saber GOL, la UEFA no piensa volver a sancionar al Barça por incidentes similares a los producidos en la final de la Champions de Berlín o en el partido entre el Barça y el Bayer Leverkusen. El primero costó 30.000 euros y el segundo caso supuso una sanción de otros 40.000 euros. El club claudicó la primera vez pero recurrió la segunda.

La UEFA, pendiente del TAS

La UEFA, pendiente de que su comité de apelación resuelva el recurso presentado por el Barça –lo normal es que se mantenga la sanción– esperará a que el club lleve el caso hasta el TAS, como ha dicho en numerosas ocasiones. Sin embargo, el tribunal deportivo se basará en el artículo 16 del código disciplinario de la UEFA, que deja claro que los mensajes políticos están prohibidos.

Ello podría provocar que el Barça, acostumbrado a perder ante todo tipo de instancias judiciales, tenga que recurrir a la justicia ordinaria para defender sus derechos. En última instancia, el club amenaza con acudir al Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo.