La ruina de Benítez: el Madrid

Su regreso a casa termina como un duro varapalo a su trayectoria deportiva

Fotografía: La ruina de Benítez: el Madrid
Fotografía: La ruina de Benítez: el Madrid

El Real Madrid ha sido la ruina de Rafa Benítez. El tiempo lo confirmará, pero la realidad es que el entrenador madrileño ha fracasado estrepitosamente en su regreso a casa. Y no ha sido solo culpa de Florentino Pérez en esta ocasión, quien suele limitar las alineaciones deportivas a intereses comerciales. Sino que el propio Benítez cavó su propia tumba al no saber ganarse a una plantilla triste por la marcha de Ancelotti y necesitada de comprensión.

El autoritarismo de Benítez y su falta de comunicación con los futbolistas le ha llevado a una situación límite: el despido anticipado del club de sus amores. Es el adiós prematuro a una oportunidad perfecta para hacerse un nombre, ganar notoriedad y sumar prestigio a su currículum.

Es más complicado de lo que parece. Este fracaso es un duro varapalo para la trayectoria deportiva de Benítez, incapaz de hacer nada bueno con uno de los mejores grupos de futbolistas del mundo. Cuando lo tienes todo para triunfar y fracasas, sales irremediablemente señalado. Y ello complica las opciones de futuro en otros clubes de prestigio, testigos de su fracaso por el poder mediático que siempre envuelve al Madrid.

Otro de la casa que sale por la puerta trasera

El destino ha sido especialmente cruel con Rafa. Ha caído en su otra casa, Mestalla, donde la gente todavía le daba las gracias por su buena etapa al frente del Valencia. Muchos años han pasado y los éxitos de Benítez han ido menguando. Incapaz de terminar la primera vuelta de la temporada. Mientras el rival le aplaudía, los suyos le apuñalaban.

La mala fama le acompañará durante una buena temporada. Posibles clubes interesados en ficharlo se hacen ahora los remolones. Benítez afronta una etapa dura, en la que posiblemente tendrá dificultades para encontrar un nuevo trabajo al haber durado apenas seis meses en el Madrid. Otro hombre de la casa que marcha por la puerta de atrás. Otra ruina.