La prima sota mano a Dani Alves desata las hostilidades en el vestuario del Barça

El brasileño logró un bonus de 5 millones de euros en su renovación silenciado por el club

Fotografía: La prima sota mano a Dani Alves desata las hostilidades en el vestuario del Barça » Diario Gol
Fotografía: La prima sota mano a Dani Alves desata las hostilidades en el vestuario del Barça » Diario Gol

Ojo con Dani Alves. Avanzaba GOL hace escasos días que al Barcelona se le olvidó contar un detalle en la manida renovación del brasileño por la entidad azulgrana a finales del pasado curso: el carioca firmaba por el Barça por dos temporada, hasta 2017, con opción a una tercera, manteniendo su ficha actual, 11 millones de euros brutos que con los bonus del triplete llegarán a los 15 kilos en este 2015. 

Las negociaciones, contadas de puertas a fuera tal cual, obviaban un detalle que en el vestuario del Barcelona corrió como la pólvora: Dani exigió una prima de renovación. Si no había mejora salarial, el bonus era indispensable para estampar la firma. Un tira y afloja que se saldó sobre la bocina con el pago sota mano de 5 millones de euros que está marcando la suerte del brasileño en el club.

Mientras en las alturas no le perdonan a Alves el apretón final, el generoso gesto de los ‘capitostes’ de la entidad ha levantado ampollas en la caseta. Fuentes con entrada en el vestuario cuentan a este medio que el trato de favor con el ‘6’ del Barça no ha caído en gracia entre los miembros del equipo, que afirman haber sido tratados con distinto rasero en sus procesos de mejora.

Marca un antes y un después

Aunque el lateral tiene bula en el vestuario, las voces más críticas deslizan que a los 32 años mantener la actual ficha ya era un premio ‘gordo’. También se comenta que, tras la firma, el mejor Dani se ha evaporado.

El trato a Alves marca un antes y un después en el grupo, que ha tomado buena nota de como funciona el negocio en can Barça.  Dinorah Santa Ana, ex mujer y agente del carioca, logró con presión lo que otros no han olido con palabras. Las próximas mejoras -léase Neymar- serán de lo más entretenidas…

Publicidad