La otra bomba de Florentino Pérez para el Real Madrid 2016-17 está en el banquillo

El presidente prepara la gran revolución, a pesar de las caras largas que en el vestuario provocará esta decisión

Fotografía: La otra bomba de Florentino Pérez para el Real Madrid 2016-17 está en el banquillo » Diario Gol
Fotografía: La otra bomba de Florentino Pérez para el Real Madrid 2016-17 está en el banquillo » Diario Gol

La era Rafa Benítez en el Real Madrid tiene todos los tintes para ser de las más efímeras de la historia del banquillo de Concha Espina. Recomendado y avalado por el director general, José Ángel Sánchez, el técnico sigue sin convencer a los jugadores. Tampoco al presidente, Florentino Pérez. El constructor, de hecho, ha comenzado a mover hilos para cambiar de entrenador a final de temporada y entre ceja y ceja se le ha metido un nombre: José Mourinho.

Pérez se muestra contrariado ante el juego y los resultados del Real Madrid en los primeros meses de Benítez. Menos le agrada el mal ambiente que se respira en el vestuario. El presidente, que siempre fue el máximo defensor de Mourinho, piensa en él para conducir de nuevo el equipo. Tienta a The Special One para el próximo ejercicio (2016-17). Sería la segunda etapa del entrenador portugués en la Casa Blanca, tras el periodo 2010-13. Salió del club con muchos frentes abiertos y la afición dividida, pero es el preferido de Florentino.

Mou y Löw

El ex presidente del Madrid Ramón Calderon ha deslizado en TalkSport que el regreso de Mourinho no sería inusual. «Mourinho es un entrenador que encanta a Florentino y no puedo descartar que regrese algún día al banquillo del Bernabéu», ha afirmado Calderón. El ex mandatario, de hecho, ha confirmado que el mismo Pérez llamó al técnico para que regresase este verano, pero le dio plantón ante el deseo de ganar la Champions con el Chelsea.

Tampoco fructificaron los contactos con Joachim Löw, que se mostró comprometido con la selección de Alemania, al menos, hasta la Eurocopa de Francia. Ante estas dos negativas, Pérez escuchó la propuesta de su director general. Y picó. Pero poco ha tardado en averiguar que Benítez no es lo que pensaba. Solo la conquista de la Liga y/o la Champions le daría alguna opción se seguir en el club otra temporada.

Publicidad