La noche se cuela en el Real Madrid

Preocupación en el club por las salidas nocturnas de Cristiano Ronaldo, James y compañía

Fotografía: La noche se cuela en el Real Madrid » Diario Gol
Fotografía: La noche se cuela en el Real Madrid » Diario Gol

La movida madrileña causó sensación en los años 80, pero la noche siempre ha tenido un poder de atracción muy grande para las celebridades de la capital española. Sobre todo, para los futbolistas del Real Madrid.  A Cristiano Ronaldo y James les va la fiesta y sus salidas nocturnas preocupan mucho a la junta directiva que preside Florentino Pérez y a Rafa Benítez.

Cristiano Ronaldo y James salen mucho de fiesta. Tal vez por ello, está año no están muy inspirados y acertados en el campo. Eso, al menos, debe pensar Benítez, molesto con la actitud y el compromiso del delantero portugués y del mediapunta colombiano.

Los dos futbolistas internacionales cuentan con la protección de Alberto Garrido, conocido como el cicerone nocturno de las estrellas del Real Madrid. Su influencia es cada vez mayor en la plantilla y en el pasado tuvo una estrecha relación con Drenthe y Sneijder.

Garrido, según desvela El Mundo, dirige el Banloo, el sitio de copas favorito de Cristiano Ronaldo y James. En él se encuentran como en casa. O mejor. Situado muy cerca del Bernabéu, este local cuenta con un reservado muy valorado por los futbolistas. Allí pueden moverse con la máxima discreción, siempre bien acompañados, y sin la atenta mirada de los curiosos.

El Banloo

En el Banloo, los jugadores del Real Madrid comparten vivencias con otros famosos y famosas. Garrido, una persona muy discreta que nada dice de las excentricidades de sus clientes, anuncia en Twitter que contará con «invitados especiales» en su local, aunque nunca desvela el nombre de los mismos.

Cristiano Ronaldo, que combina sus fiestas madrileñas con sus viajes a Marruecos, también frecuenta otros locales: el Kapital, el Teatro Barceló, el Gabane y el Opium, propiedad de Javier Bordas, directivo del FC Barcelona.

Benítez está harto de tanta fiesta. Florentino Pérez, también. De momento, el técnico madrileño no ha logrado concienciar a Cristiano y James de la conveniencia de dormir bien por la noche para rendir al máximo. En cambio, sí ha criticado a Jesé por sus salidas nocturnas. Con las estrellas, cuentan en Valdebebas, no se atreve o lo hace sin armar un gran revuelo.

Publicidad