La masacre de París tensa las negociaciones entre Qatar Airways y el Barça

El acuerdo para renovar el actual contrato de patrocinio, que finaliza en junio de 2016, se complica

Fotografía: La masacre de París tensa las negociaciones entre Qatar Airways y el Barça » Diario Gol
Fotografía: La masacre de París tensa las negociaciones entre Qatar Airways y el Barça » Diario Gol

Los atentados terroristas del pasado viernes en París tensarán todavía más las negociaciones entre Qatar Airways y el FC Barcelona para prorrogar su contrato de patrocinio.

El Gobierno catarí, según ha podido saber Diario Gol, está muy preocupado por su mala imagen de su país entre un sector de la afición del Barça después de haber pagado ya unos 175 millones al club desde 2011 por su alianza comercial.

Los dirigentes de Catar consideran que la actual junta directiva del Barça tenía que haberse significado más a favor del patrocinio de Qatar Airways en la pasada campaña electoral. Entonces, los candidatos Joan Laporta y Agustí Benedito prometieron que romperían inmediatamente con Catar. El segundo, además, ha acusado reiteradamente al país del Golfo Pérsico de financiar Estado Islámico.

El aeropuerto de El Prat

La masacre de París juega en contra de los intereses del Barça y de la aerolínea, que ha apostado muy fuerte por el aeropuerto de El Prat para consolidar su expansión internacional. En Qatar Airways, según fuentes próximas a la negociación, temen que los actuales recelos suban de tono y que la oposición a Josep Maria Bartomeu, presidente del club, intensifique sus ataques.

El Barça y Qatar Airways alcanzaron un pacto verbal para renovar su contrato hasta 2020 por 60 millones de euros anuales. El ex vicepresidente económico, Javier Faus, lideró unas negociaciones que se interrumpieron el pasado junio.

Meses después, el club quiso renegociar las condiciones, alegando que la camiseta del Barça valía más dinero tras ganar la Champions. Los dirigentes catarís se opusieron tajantemente en una reunión en Doha en la que Bartomeu estuvo acompañado por Manel Arroyo, vicepresidente de marketing y media.

Mínimo 65 millones de euros anuales

La junta directiva del Barça, que había prometido un mínimo de 65 millones de euros anuales a sus socios, rompió las negociaciones antes de la asamblea de socios compromisarios que se celebró el 25 de octubre en el Palau de Congressos de Catalunya. Ese mismo día, trabajadores de UGT denunciaron las condiciones de los trabajadores de la aerolínea catarí.

El Barça anunció que retomaría los contactos con Qatar Airways y estudiaría la propuesta de Rakuten, el amazon japonés.

Publicidad