La lista secreta que corre como la pólvora en el vestuario del Barça

El director deportivo, Robert Fernández, pone a varios jugadores en la puerta de salida

Fotografía: La lista secreta que corre como la pólvora en el vestuario del Barça
Fotografía: La lista secreta que corre como la pólvora en el vestuario del Barça

El azulgrana Alen Halilovic es la última víctima de la delicada situación que vive el Barcelona en materia económica. Está en venta. Sin dinero para fichar, y con el justo para mantener las elevadas fichas de (algunos más que otros) los jugadores del primer equipo, la dirección deportiva, encabezada por Robert Fernández, ha confeccionado una lista de posibles bajas para equilibrar cuentas y renovar, a la vez, la plantilla para el curso 2016-17. Halilovic, hoy cedido en el Sporting, es uno de los perjudicados.

El técnico del Barça, Luis Enrique, no cuenta para el futuro con un joven Halilovic que está cuajando una buena campaña en Gijón. Fichado hace un año como jugador con proyección, su sitio parece estar lejos del Camp Nou. Su salida, sin embargo, será poco traumática para las partes: el futbolista está ganando experiencia en El Molinón antes de dar el salto a un equipo con más objetivos que la permanencia, y el Barça hará buena caja con él.

Canteranos

El Barça ya ha comunicado al agente de Halilovic, Zoran Stojadinovic, que el jugador tiene el cartel de transferible. Aterrizó en la Masía a cambio de 2,2 millones fijos y ya cotiza el doble. La buena temporada a las órdenes de Abelardo seguro que aumenta un poco más su valor de mercado. El centrocampista croata no es, sin embargo, el único con la puerta abierta en Arístides Maillol. La lista negra de Robert Fernández incluye también a jugadores de peso. Los futbolistas permanecen alerta.

Los canteranos Munir y Sandro son dos de los señalados por el pobre rendimiento ofrecido en el primer equipo en los últimos meses. El Barça ha realizado un estudio de mercado y cree que podría sacar por ambos unos 15 millones de euros. Adriano come aparte. Termina contrato en junio y el club analiza su renovación/compensación por no haberle dejado marcharse a la Roma en el último mercado. Sería el primero en salir en otras circunstancias.

Capitanes

Más delicadas son las situaciones de algunos pesos pesados de la plantilla, cuyas salidas, aunque buenas para las arcas, serían impopulares. La menos traumática, posiblemente, sería la marcha de Jérémy Mathieu, futbolista muy cuestionado en la grada y en el cuerpo técnico. Es un alma libre que cuenta con una última oportunidad de Luis Enrique. Todavía podría dejar 15 millones en el club en verano. También Dani Alves está en la lista. Acaba de renovar, pero su edad (32 años) y sus elevados emolumentos le colocan en una situación delicada. Hasta 10 millones pagarían por él en otras ligas.

Mascherano, tasado en 15 millones, tampoco es imprescindible. Tiene contrato hasta 2018, pero los problemas que ha tenido con Hacienda y su petición al club para que le ayuda a pagar han enfriado las relaciones. El Barça está en una situación delicada en el área económica, y los entendidos saben que a corto plazo hay que reforzar la defensa. Masche tiene medio pie fuera del club. Y, finalmente, Andrés Iniesta es el nombre más polémico de la lista de Robert. El segundo jugador mejor pagado de la plantilla empieza el acusado descenso de rendimiento. Todavía tiene un caché e interesa evitar que sea el nuevo Xavi o Puyol, un jugador con muy elevada ficha que se arrastre por los campos. Sería, sin duda, la venta más impopular.