La letra pequeña del contrato de Leo Messi

El astro argentino cobrará del Barça mucho más de lo que percibe ahora a partir del verano de 2016

Fotografía: La letra pequeña del contrato de Leo Messi » Diario Gol
Fotografía: La letra pequeña del contrato de Leo Messi » Diario Gol

Leo Messi es un avanzado a los tiempos actuales. Lo es dentro del terreno de juego, donde lleva más de una década maravillando a las aficiones de todo el mundo con sus regates de genio y sus goles imposibles. Lo es también fuera de los estadios, donde goza de un trato institucional único que se refleja en el contrato que firmó con el Barça el 19 de mayo de 2014.

«El contrato que firmaron Messi y el Barça no es un contrato al uso, sino que es gradual. Se trata de un acuerdo que prevé unos aumentos salariales escalonados cada temporada. Si el curso pasado cobró unos 40 millones de euros fijos –sin contar los variables–, la próxima temporada rondará los 45 millones como mínimo», explican fuentes del club a GOL.

Se dispara a los 60 millones brutos

Más información aporta al respecto el diario ARA, que sugiere un aumento salarial salvaje en verano de 2016: Messi cobraría alrededor de 60 millones de euros brutos. Se trata de un contrato pensado para que las previsiones económicas del club no se desfasen de un año a otro debido a una renovación. Esto también implica que la próxima renovación de Messi se centrará más en la duración de la vinculación (actualmente hasta 2018) que en las cifras, ya actualizadas.

De hecho, y siempre según ARA, el contrato de Messi pasaría de unos 20 millones brutos –el neto es siempre lo que interesa al futbolista, aunque el sueldo se paga en bruto– al término del curso 2014-15, a 22,8 millones brutos durante la temporada actual para dar el gran salto de cara al periodo 2016-17: 39,4 millones. Esto sin contar variables, puesto que la realidad es que Messi ya ha cobrado unos 40 millones brutos este año entre todos los conceptos.  

Más variables

A todo esto hay que añadir, por tanto, los incentivos por el cumplimiento de objetivos variables que resultan de jugar más del 60% de los partidos –los denominados de fácil cumplimiento– y de la conquista de títulos con el futbolista como titular, que son de más difícil cumplimiento. Aunque la palabra difícil no exista en el vocabulario de Messi. Por tanto, las cifras podrían dispararse incluso más.

De ahí que hasta queden en poco las campanadas que llegan desde Manchester, donde se habla de que el City pagaría 27 millones de euros netos a Messi por temporada. Una suma de dinero que dentro de poco se quedará pequeña para el argentino si efectivamente se cumplen las previsiones de aumento salarial apuntadas por el ARA de cara al curso 2016-17.  

Publicidad