La decepción de Zidane en el vestuario del Real Madrid

El técnico francés, impotente por la caída de un futbolista clave en sus esquemas

Fotografía: La decepción de Zidane en el vestuario del Real Madrid
Fotografía: La decepción de Zidane en el vestuario del Real Madrid

A Zinedine Zidane se le acumulan los problemas. El técnico francés esperaba ganarse la confianza de los futbolistas con su talante conciliador, pero no ha encontrado la respuesta que esperaba de algunos futbolistas. Tal vez esperaba dificultades con Cristiano Ronaldo, porque es la estrella del equipo, pero está dolido con Toni Kroos, de quien esperaba mucho más.

Kroos fue una de las sensaciones del Real Madrid en el primer tramo de la pasada temporada. El centrocampista alemán fue una pieza vital para Carlo Ancelotti, pero poco a poco se fue apagando. Su protagonismo en el equipo menguó y, con él, la fiabilidad del Madrid, que cerró 2015 sin un título después de haber ganado la Champions, la Copa del Rey, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes en 2014.

Fútbol más creativo

La cúpula del Real Madrid pensaba que Benítez tenía gran parte de culpa en el apagón de Kroos por su rigor táctico y por un planteamiento futbolístico que priorizaba el músculo al talento. Con Zidane, sin embargo, el centrocampista alemán no ha mejorado sus prestaciones.

Zidane pensaba que Kroos sería uno de los futbolistas que podría mejorar con un fútbol más creativo, de más toque. Sin embargo, el técnico del Real Madrid está preocupado porque el alemán sigue distante, sin conectar con muchos compañeros.