La condición innegociable de Messi para seguir en el Barça no es la dimisión de Bartomeu

El argentino y su futuro en el Camp Nou

Fotografía: La condición innegociable de Messi para seguir en el Barça no es la dimisión de Bartomeu » Diario Gol
Fotografía: La condición innegociable de Messi para seguir en el Barça no es la dimisión de Bartomeu » Diario Gol

Continúa el culebrón Leo Messi en el Barça. Y es que, tras el ya histórico y famoso burofax que el capitán del equipo envió al club hace unos días comunicando que quiere salir, los nervios se han desatado en el entorno de la entidad catalana.

No son pocos los que consideran que lo mejor para el club sería que Josep Mª Bartomeu y los suyos dimitieran, se convocaran elecciones y empezar una nueva etapa. Los resultados deportivos, sobre todo en Europa, en los últimos años no han sido los esperados y muchos apuntan a la junta como la principal responsable.

En este sentido, en un movimiento estratégico para traspasarle toda la presión de nuevo a Messi, parece ser que, según TV3, Bartomeu le ha hecho llegar a Messi que él estaría dispuesto a dimitir siempre y cuando el argentino asegurara en público que Bartomeu es el motivo por el que se quiere marchar y que, si el presidente dimite, él sigue.

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, antes de la celebración del partido frente al Chelsea FC.  EFE/EPA/KIYOSHI OTAPero el capitán, al menos de momento, no ha recogido el envenenado guante que le ha puesto encima de la mesa el máximo responsable del club. Entre otras cosas porque, por mucho que Leo tenga muy claro que Bartomeu debería dimitir sí o sí, no es el presidente el principal escollo para que Messi siga en el Barça.

La condición de Leo Messi para seguir

Una continuidad que, dad la situación, parece casi imposible. Cuentan que Leo hablará en los próximos días y dará las explicaciones necesarias, pero desde dentro apuntan que desde el entorno del argentino apuntan que la condición innegociable (hay muchas otras) que el ‘10’ habría puesto al Barça para frenar su salida sería que Ronald Koeman no fuera el entrenador y, sobre todo, que su amigo Luis Suárez siguiera vinculado al club.

Dos condiciones que, desde luego, parecen casi imposibles de cumplir. Entre otras cosas porque cuentan desde la directiva que precisamente se ha escogido a Koeman para que haga una limpieza en el vestuario que muchos consideran más que necesaria.

Ronald Koeman

SI bien había otros perfiles de entrenador en la lista de futuribles, Bartomeu y los suyos han apostado por el holandés por un motivo muy simple: su mano dura. Koeman ya demostró en el Valencia que no le tiembla el pulso a la hora de cargarse a las vacas sagradas.

Y lo ha hecho en los pocos días que lleva como entrenador del Barça. En diversas llamadas telefónicas les ha hecho saber a Suárez, Arturo Vidal, Rakitic y Umtiti que no cuenta con ellos y que deben buscarse equipo.

Pero ha sido la llamada a Suárez la que, para Messi, ha sido la gota que ha colmado el vaso. Ya le transmitió sus dudas Leo a Ronald hace unos días en el primer encuentro entre capitán y técnico, pero ver que el holandés prescinde del uruguayo y que el club no es que haya intentado que la salida del charrúa sea digna, es algo que ha enfadado tanto a Leo que ha decidido tomar la decisión de querer marcharse.

Leo Messi y Luis Suárez, futbolistas del FC Barcelona. | EFE

Entre otras cosas porque, como ha apuntado Diario Gol en los últimos días, Antonella ha presionado mucho también a su marido viendo que la mujer de Luis Suárez, su amiga del alma Sofía Balbi, debería hacer las maletas.

Messi se ha cansado de ver como, una tras otra, las decisiones de la junta van en contra de sus deseos y de lo que él considera que es mejor para el equipo. Traer a Koeman, un tipo al que no podrá manejar como sí hizo con Valverde y Setién, y que el holandés se carga a la primera de cambio a su gran amigo Luis Suárez ha sido el movimiento definitivo.

Para que Leo siga, algo que parece ya imposible, no sólo tendría que dimitir Bartomeu, sino que Koeman debería hacer las maletas y Suárez volver a llenar su taquilla en el vestuario.

Publicidad