La cara menos feliz en el vestuario del Barça

El 7-0 al Valencia deja buen sabor en la plantilla azulgrana, con alguna leve excepción

Fotografía: La cara menos feliz en el vestuario del Barça » Diario Gol
Fotografía: La cara menos feliz en el vestuario del Barça » Diario Gol

El Barça sigue de dulce. El 7-0 al Valencia en semifinales de la Copa ha resuelto las dudas transmitidas por el equipo en los últimos encuentros. Todo salió a pedir de boca en el campo, salvo el penalti marrado por Neymar. En el banquillo, sin embargo, los pensamientos negativos comenzaban a hacer mella en uno de los artíficies de las cinco copas. El centrocampista Ivan Rakitic asume que la llegada de Arda Turan le restará protagonismo, como está ya ocurriendo.

Rakitic es un tipo feliz y alegre. Y necesita descanso ante la acumulación de partidos a tan alto nivel en la última temporada y media. El centrocampista entiende y asume las rotaciones, pero comienza a temer que la presencia de Arda le reste minutos importantes. En otras palabras, él hubiera preferido descansar este domingo ante el Levante que hacerlo en la Copa ante el Valencia. Sabe, por otra parte, que el turco es muy del agrado del técnico, Luis Enrique, porque aporta cosas diferentes.

Mismos minutos

Rakitic ha sido pieza imprescindible del Barça pentacampeón. Y lo sigue siendo. Pero debe asumir un rol menos protagonista a partir de ahora. Los números le dan la razón: desde que el club pudo inscribir a Arda, ambos han jugado los mismos minutos (544′ Turan y 545 Ivan) entre Liga y Copa. Rakitic, asimismo, está en la cola de las renovaciones de contrato y necesita sentirse importante para apretar al club y obtener las mejores condiciones para sus intereses.

En la competición doméstica, Arda suma 230 minutos en cuatro partidos (J19, J20, J21, J22), mientras que Rakitic ha disputado 253 minutos en las mismas jornadas. En la Copa, por otra parte, el internacional turco lleva 314 minutos en sus piernas (y un partido de baja por enfermedad), y el croata ha jugado 292 minutos (y una suplencia por decisión técnica, ante el Valencia, que aprovechó Arda en su lugar). Tienen un mano a mano. Luis Enrique ya trabaja para que comprendan que todos serán importantes en la recta final del curso.

Publicidad