KPMG suelta una bomba de Neymar a Florentino Pérez

El presidente del Real Madrid tiene un problema

Fotografía: KPMG suelta una bomba de Neymar a Florentino Pérez
Fotografía: KPMG suelta una bomba de Neymar a Florentino Pérez

Problema en el Santiago Bernabéu. La operación de la que todo el mundo del fútbol habla no será nada fácil. Nadie dijo que lo sería, pero los últimos informados solicitados por el Real Madrid la ponen todavía más difícil.

El club que preside Florentino Pérez hace tiempo que sueña con vestir a Neymar de blanco. El crack brasileño es el sueño húmedo del presidente, pero no es viable. Nunca lo es.

En 2013 su fichaje no era viable porque la operación “se disparaba a 150 millones”, según confesó textualmente el propio Florentino en aquel momento.

En 2017 tampoco lo fue. Primero, porque el Barça no quería dejarlo marchar. Y, segundo, porque solo el PSG estuvo en disposición de poner su cláusula de rescisión sobre la mesa.

Muchos millones de euros –222 exactamente– para hacer realidad un sueño. Y en París tampoco le dejarán marchar así como así.

Sin embargo, Neymar puso muchas condiciones a su fichaje. La primera de todas, estar en disposición de luchar tanto por la Champions como por el Balón de Oro.

El astro carioca quería tener la certeza de que si no se daban estas situaciones, no le pondrían impedimentos para hacer las maletas siempre y cuando alguien pagase algo similar a lo que costó.

Ni KPMG ni B&M recomiendan el fichaje

Y ese alguien era, sin lugar a dudas, el Real Madrid. Florentino Pérez lo seguía teniendo entre ceja y ceja. Las conversaciones derivaron en ese acuerdo liberatorio Neymar-PSG.

El plazo fijado, aproximadamente, era de dos años. En ese tiempo, Neymar tomaría una decisión. Y el Madrid analizaría si se podía permitir pagar entre 222 y 250 millones.

Pues bien, la cúpula blanca ya ha puesto a las auditoras a trabajar. El plan de viabilidad está en marcha y, por el momento, no es demasiado alentador.

KPMG, una de las empresas más prestigiosas del sector, ha realizado una auditoría negativa en cuanto a la posibilidad de fichar a Neymar. Es una inversión demasiado elevada teniendo en cuenta la contraprestación que el crack puede aportar al Madrid.

También habla de riesgo el informe expedido por el bufete Baker & McKenzie, cuyos abogados han estado muy metidos en los turbios procesos judiciales del Caso Neymar.

Ni KPMG ni Baker & McKenzie aconsejan la operación. El Madrid podría ganar, pero se arriesga a perder mucho si no sale bien. Es demasiado dinero si se suman salario y primas.