Kovacic a Cristiano: «No sabes ni cómo me llamo»

El delantero portugués recibe la reprimenda de algunos de sus compañeros del Real Madrid tras dar explicaciones en Valdebebas

Fotografía: Kovacic a Cristiano: "No sabes ni cómo me llamo"
Fotografía: Kovacic a Cristiano: "No sabes ni cómo me llamo"

Tensión en Valdebebas. Cristiano Ronaldo fue el gran protagonista de la sesión, pero no por su esfuerzo durante el entrenamiento –aspecto en el que empieza a ser cuestionado desde dentro–, sino por la charla que mantuvieron los futbolistas del primer equipo en el vestuario.

Cristiano, por primera vez en mucho tiempo, se vio con el agua al cuello frente a la plantilla. Varios de sus compañeros estaban molestos y no lo ocultaron. Sus palabras tras el Madrid-Atlético sentaron mal y algunos exigían una explicación. Sergio Ramos, como capitán del equipo, medió para que se produjese una conversación. Fue más tensa de lo esperado.

La plantilla blanca escuchó atentamente las palabras del luso. Sin embargo, hubo varias réplicas. Los jugadores llegaban con la lección bien aprendida. Han podido escuchar las declaraciones de Cristiano en todas las radios y televisiones; las han leído en los diarios. Es por este motivo que no pudieron evitar dar una reprimenda a la gran estrella madridista, según ha podido saber GOL.

El más elocuente

Jesé, gran admirador de Cristiano pero orgulloso como pocos, era de los más dolidos. Lucas Vázquez, más discreto, estuvo comedido y simplemente añadió un «podías haber medido más tus palabras». Mucho más elocuente fue Mateo Kovacic, también de los recién llegados, que hizo gala de una extraordinaria personalidad: «No sabes ni cómo me llamo».

El jugador croata estaba casi más molesto por el hecho de que Cristiano le había llamado «Kovacevic», como el ex jugador de la Real Sociedad, que por sus palabras referentes a su calidad. Sorprendentemente no se cortó y lo dijo delante de todos.

Ni cenas, ni abracitos

Luka Modric y Toni Kroos, dos jugadores que no estaban directamente afectados por las declaraciones de Cristiano también se posicionaron en contra del portugués. Como Isco, un jugador que no tiene pelos en la lengua, y que sí que se había dado por aludido.

Si bien es cierto que Cristiano hizo el esfuerzo de dar la cara y ofrecer explicaciones a sus compañeros, la realidad es que los jugadores no quedaron del todo satisfechos. Hay futbolistas que siguen molestos pese a la rectificación. En el Madrid hay grupos que ya venían haciendo el vacío al egocéntrico delantero portugués y, ahora, lo tienen más claro que nunca: ni cenas, ni besitos, ni abracitos.