Koeman deja la primer víctima en el Barça: pide a su agente ser traspasado

El técnico holandés del Barça Ronald Koeman tiene a un jugador en el punto de mira

Ansu Fati y Ronald Koeman
Ansu Fati y Ronald Koeman

Ronald Koeman no es precisamente un técnico que tenga miedo de tomar decisiones impopulares. Lo ha demostrado en toda su carrera como entrenador y está demostrándolo ahora en el Barça.

De hecho, no son pocos los que apuntan que, teniendo en cuenta el juego que está desplegando Leo Messi y la actitud del argentino en según qué partidos, será Koeman el primero que se atreva a sentar al capitán en el banquillo.

Ronald Koeman
Ronald Koeman

Un Koeman que, por ejemplo, no tuvo problema alguno en comunicarle a Riqui Puig, una de las joyas de la cantera y que muchos aficionados ven como uno de los jugadores de futuro en el Barça, que se buscara la vida lejos del Camp Nou porque con él al mando no iba a tener minutos. Una decisión que genero muchos comentarios y que, siendo muy impopular, demostró que Koeman no es de los que se case con la gente por lo que se dice de ellos.

La primera víctima de Koeman

Pero ojo porque, más allá de Riqui Puig, que era una víctima ya más que conocida, en los últimos días no es otro que Trincao el que empieza a estar en el punto de mira del técnico holandés.

Trincao
Trincao

El extremo portugués, que se incorporó a las filas del Barça el pasado verano, no acaba de dar ese paso adelante que muchos esperaban. Ha disputado 201 minutos en 8 partidos diferentes esta temporada y, más allá de acciones puntuales, su juego no ha sido brillante.

Nada que ver con nombres como los de Ansu Fati o Pedri, también muy jóvenes pero que sí que parece que soporten mejor el peso de la camiseta del Barça. Es por eso que, viendo que Ronald no ve en él a un jugador determinante, el entorno de Trincao empieza ya a valorar una posible salida en forma de cesión o, como media extrema, traspaso.

Queda aún mucha temporada y el portugués, que tiene calidad de sobra para ello, puede darle la vuelta a la situación. Eso sí, por poco que Griezmann juegue mejor de lo que está jugando hasta ahora (algo no muy complicado), la posibilidad de ver a Trincao en las grandes noches caerá en picado.