Klopp tiene un capricho en el Real Madrid

El técnico del Liverpool Jürgen Klopp tiene la mirada fija en un joven crack del Real Madrid

Jürgen Klopp
Jürgen Klopp

Jürgen Klopp es un tipo que siempre tiene muy presente al Real Madrid. Y es que han sido varias las veces que el técnico del Liverpool se ha interesado por algún jugador de la plantilla blanca.

La última vez que lo hizo, de hecho, llegó a ofrecer 150 millones por Marco Asensio, pero Florentino, confiando en que el balear sería un jugador importante en el futuro, los rechazó.

Obviamente, viendo su nivel de juego, no es Asensio ahora el principal objetivo de Klopp en el Real Madrid, pero sí un jugador que juega en su posición: Rodrygo. Cuentan desde Inglaterra el entrenador germano ya está sondeando a la directiva del Liverpool de cara a un posible interés en el brasileño el próximo verano.

Rodrygo Goes
Rodrygo Goes

Rodrygo es el capricho de Klopp

Y es que Klopp es el primero que sabe que es muy probable que, en unos meses, Salah o Mané (en ningún caso los dos), hagan las maletas. Klopp quiere darle una vuelta de tuerca a su delantera y estaría dispuesto a vender a uno de sus cracks siempre y cuando la oferta fuera interesante.

Obviamente Klopp tiene, como Florentino, a Mbappé y Haaland en mente, pero ve en Rodrygo un jugador al que puede acabar de pulir bajo su mando y que, desde luego, sería mucho más barato que el galo y el noruego.

En este sentido, en el Madrid consideran a Rodrygo un intocable, pero hay quien apunta que Florentino estaría dispuesto a venderlo si Klopp se planta con un cheque de unos 60 millones en Madrid.

El delantero carioca tiene apenas 19 años y tiene talento de sobras para convertirse en uno de los mejores del mundo. Pero necesita un equipo detrás que le apoye y le nutra de buen juego, algo que, obviamente, en este Madrid ni pasa ni pasará.

El jugador, cuentan desde su entorno, no vería con malos ojos un cambio de rumbo en su carrera y aterrizar en Liverpool donde Klopp se ha encaprichado en él y, sobre todo, en lo que puede ser el Rodrygo del futuro.