«Jugar con Arda Turan es jugar con 10; con Munir, con 9»

Una fuente del Barça critica el rendimiento del delantero y, sobre todo, la nula adaptación del internacional turco

Fotografía: "Jugar con Arda Turan es jugar con 10; con Munir, con 9"
Fotografía: "Jugar con Arda Turan es jugar con 10; con Munir, con 9"

El FCBarcelona apenas tiene margen de error en la Liga. El empate en Villarreal y las derrotas contra el Real Madrid y la Real Sociedad tendrán consecuencias deportivas. Luis Enrique debe encontrar la fórmula para reactivar a un equipo que ha perdido chispa y pegada, que se apaga en el tramo decisivo de la temporada. Los titulares están «muy cansados» por la exigencia de la temporada y los suplentes no han oxigenado al Barça en los momentos más delicados. En Anoeta quedaron otra vez retratados dos futbolistas: Munir y, sobre todo, Arda Turan.

«Jugar con Arda Turan es jugar con 10; con Munir, con 9», deslizó una fuente interna del Barça tras la dolorosa derrota contra la Real Sociedad.

En el Barça ya hay caso Turan. El turco no funciona. Es una triste fotocopia del futbolista determinante del Atlético de Madrid. Fuentes próximas al centrocampista aseguran que no es feliz en Barcelona y que no se adapta al sistema del equipo. En el equipo de Simeone se sentía mucho más protegido. Con Luis Enrique, en cambio, no tiene una buena sintonía y se siente inseguro. Sabe que cada pérdida de balón penaliza mucho y le falta la confianza que tenía en el Atlético.

Preocupación

El entorno de Luis Enrique está preocupado con el rendimiento y con la actitud de Turan. «No se adapta», insisten en el club, sin ocultar su preocupación por el futuro del jugador.

El otro jugador señalado es Munir. En el Barça, sin embargo, nadie duda del compromiso y la entrega del delantero de origen marroquí. El problema es que no es fácil sustituir a Messi, Suárez o Neymar. La diferencia es abismal. Munir, en el mejor de los casos, puede ser suplente, pero no tiene experiencia ni calidad para partidos muy exigentes. Con él y con Arda en el equipo titular, los rivales lo tienen mucho más fácil para desactivar a un líder que se encoge en la Liga.