Jugadores del Madrid habrían sabido la cantada de Benítez con Cheryshev y callaron

La mayoría de la plantilla no tiene ninguna intención de 'ayudar' al técnico

Fotografía: Jugadores del Madrid habrían sabido la cantada de Benítez con Cheryshev y callaron » Diario Gol
Fotografía: Jugadores del Madrid habrían sabido la cantada de Benítez con Cheryshev y callaron » Diario Gol

Lío monumental en el Real Madrid con la alineación indebida de Cheryshev en Cádiz. Nadie sabía nada de su sanción. Nadie en el club de Concha Espina, claro, porque este hecho lo conocía hasta el ex árbitro de Segunda B que alertó a la COPE. El ridículo pudo evitarlo la entidad madridista de haber escuchado las advertencias en la víspera de este mismo ex colegiado. Y si los futbolistas del primer equipo hubieran recordado a Rafa Benítez el castigo sobre Chery. Alguno de ellos habría conocido la situación, según ha podido descubrir este medio, pero habría callado: «El Chapas sabrá lo que hace». La cantada tendrá consecuencias.

Es conocida la tensa relación que vive la plantilla del Real Madrid con Rafa Benítez. La convocatoria de Cheryshev, un día antes del partido, provocó algunas miradas. Algunos futbolistas estaban al corriente de la sanción que arrastraba, según se comenta en los mentideros, si bien es cierto que ninguno tenía la certeza de que estuviera todavía vigente. Y callaron. Tampoco ayudó a resolver el entuerto el hecho de que quedaran fuera de la lista los pesos pesados del equipo, los más avispados. James e Isco eran las grandes estrellas de la convocatoria y ambos tienen mayores problemas que pensar en la situación de Cheryshev. El resto de jugadores era de la cantera, suplentes habituales o nuevos fichajes, ajenos al funcionamiento federativo. Su única motivación es jugar. Sus ojos brillaban de ilusión.

Cheryshev recibió el castigo en marzo. Jugaba entonces con el Villarreal, y acumuló la cartulina sancionadora por una patada sobre el azulgrana Luis Suárez en la vuelta de las semifinales de la pasada Copa del Rey. Algunos de sus ahora compañeros vieron aquel encuentro por televisión y observaron sobreimpreso en televisión que dicha tarjeta amarilla acarreaba sanción. El mismo futbolista debía conocer su situación. Y se la tiene jurada a Benítez por las pocas oportunidades que le ha dado y porque prohibió su salida en verano. Fuentes del vestuario, sin embargo, descartan la mala fe de este jugador después de ver su reacción en los vestuarios. Estaba hundido. «No he recibido ninguna notificación», se defendió el implicado.

Publicidad