Jugadores del Barça hablan de hasta tres cantadas de libro de Luis Enrique

En el vestuario del Camp Nou cuestionan la confección de la plantilla

Fotografía: Jugadores del Barça hablan de hasta tres cantadas de libro de Luis Enrique
Fotografía: Jugadores del Barça hablan de hasta tres cantadas de libro de Luis Enrique

El FC Barcelona ha comenzado el curso actual con muchos altibajos. Con actuaciones notables y grandes fiascos. Nadie cuestiona la calidad de la plantilla, pero sí su confección. Y en el vestuario azulgrana se habla mucho de los grandes desajustes del equipo. De los errores de Luis Enrique. Y se citan tres casos: la ausencia de un recambio de garantías para Sergi Roberto, el fichaje de Paco Alcácer y su apuesta por André Gomes.

El Barça tiene una plantilla muy desequilibrada. Con muchos centrocampistas y sin un lateral derecho de primer nivel que pueda dar descanso a Sergi Roberto. También sorprende que Sergio Busquets no tenga recambio. En cambio, Luis Enrique puede contar con Rakitic, Iniesta, André Gomes, Dennis Suárez, Arda Turan y el mismo Sergi Roberto en la posición de interior.

Luis Enrique ya ha sentenciado a Aleix Vidal y debe cambiar de sistema para suplir cualquier ausencia de Sergi Roberto. El invento puede funcionar ante rivales de perfil bajo (Leganés y Deportivo) puede encallar en los grandes partidos. En verano, la junta directiva se negó a fichar otro lateral y recordó que hace un año invirtió 22 millones de euros.

El técnico del Barça tendría muchas más opciones con un lateral de garantías porque podría utilizar a Sergi Roberto en la banda derecha y como mediocentro. Sergio Busquets no ha comenzado bien, pero André Gomes no funciona como pivote y Luis Enrique sólo confía en Mascherano como central.

Algunos pesos pesados del Barça también cuestionan el fichaje de Alcácer, por quien se han pagado 30 millones de euros y aporta menos soluciones que Munir. Éste podía jugar en las tres demarcaciones del ataque, mientras que el Valenciano es un delantero centro nato. En cambio, no tiene desborde.