Joan Laporta seguirá el mismo plan de renovación con Dembélé que usó con Ilaix Moriba

El francés Ousmane Dembélé podría salir del FC Barcelona si no firma la oferta de renovación que le ha puesto sobre la mesa Joan Laporta

Joan Laporta
Joan Laporta

Joan Laporta se ha cansado de ver cómo los futbolistas del Barça han secuestrado el club poco a poco en los últimos años pidiendo mejoras de contrato a la mínima que hacían unos partidos buenos. El presidente de la entidad azulgrana quiere evitar «peseteros» en la primera plantilla y es por ello que en este momento de austeridad que están teniendo para mejorar las cuentas del club solo quieren en el Barça a la gente que de verdad quiera estar.

Uno de los jugadores señalados por priorizar el dinero a otras cosas es el delantero francés Ousmane Dembélé. Después que los azulgranas ficharan en 2017 al atacante galo por 105 millones de euros, no han visto de manera continuada el talento del jugador, quien ha tenido muchos problemas de lesiones.

Ousmane Dembélé marca contra el Sevilla
Ousmane Dembélé marca contra el Sevilla

Sin embargo, desde el club catalán tienen intención de ampliar el contrato de Dembélé que acaba en 2022 hasta 2024. Pero parece que se han encontrado con las objecciones del entorno del futbolista quien quiere un contrato mejor o una salida a la Premier League donde le esperan varios equipos con un salario más alto y la titularidad asegurada, algo que nunca ha tenido en el Barça.

Una renovación a la baja o fuera

Laporta, que le ofrecerá una renovación ligeramente a la baja a Dembélé debido a la situación económica del club, ya le ha hecho ver al jugador galo que si de verdad no quiere seguir en el Barça puede seguir los pasos del canterano Ilaix Moriba: traer un comprador que se haga por él.

El club quiere que haya una venta en caso que vaya a salir y es por ello que le han pedido a Dembélé que en diciembre firme su renovación o sino que traiga un comprador en enero, la última oportunidad del conjunto azulgrana para hacer algo de caja por un fichaje que no ha salido por el momento nada bien.