Joan Laporta negocia el golpe final del Barça en el mercado de fichajes: galáctico sorpresa

Las negociaciones de Joan Laporta para hacerse con un galáctico en las últimas horas del mercado

Joan Laporta
Joan Laporta

Joan Laporta llevaba muchos días viendo el toro desde la barrera. Mientras otros grandes de Europa como Real Madrid, Manchester City o Manchester United se convertían en los protagonistas del mercado por sus fichajes bomba o, en el caso del Madrid, por sus intentos de fichajes, el presidente del Barça trabajaba en la salida de varios jugadores.

Y lo sigue haciendo. De momento, dos jugadores que no entraban en los planes de Ronald Koeman ya tienen las maletas preparadas: Ilaix Moriba y Emerson Royal. Dos jugadores que dejarán algo de dinero en las arcas azulgranas. Eso sí, en este último día de mercado Laporta quiere cerrar también, si puede, la salida de Pjanic y, si los astros se alinean, la de Umtiti, que parece mucho más complicada.

El golpe final de Joan Laporta

Sin embargo, estas salidas de Emerson y Ilaix y la probable salida de Pjanic han propiciado que, en contra de los esperado, el presidente del Barça haya movido ficha por un galáctico inesperado. No es otro que Joao Félix.

Como apuntan en RAC1, Laporta habría pedido la cesión del mediapunta portugués al Atlético de Madrid siendo consciente de que Simeone y el luso no es que tengan muy buena relación.

Joao Félix
Joao Félix

Cómo no, el agente del jugador ha jugado un papel decisivo en este movimiento del equipo catalán. Y es que no es otro que Jorge Mendes, un agente con el que Laporta mantiene una excelente relación desde hace años.

La idea del Barça es reforzar su plantilla con un Joao que nunca se ha acabado de adaptar al juego de Simeone y que, cuentan, estaría encantado de jugar cedido en el Camp Nou. El problema para Laporta es que todo apunta a que el Atlético de Madrid no va a dar el ok a este cesión galáctica.

Un Joan Félix que aún no ha debutado este curso ya que se está recuperando de la operación de tobillo del pasado mes de julio. Veremos qué sucede en estas últimas horas, pero lo cierto es que este movimiento de Laporta ha sido, cuanto menos, inesperado.