Joan Laporta bloquea un fichaje de Messi para torpedear a Florentino Pérez

El abogado catalán Joan Laporta mueve ficha en una operación para poner trabas a Florentino Pérez y al Real Madrid

Joan Laporta
Joan Laporta

Pese a que Joan Laporta no ha anunciado de forma oficial su candidatura a la presidencia del Barça, en el entorno del club ya se da por hecho que el presidente sí que optará a volver a ocupar el cargo.

Es más, no son pocos los que argumentan que, cuando el abogado catalán de el paso definitivo y comunique oficialmente su candidatura, él y Víctor Font serán los dos candidatos mejor situados para ocupar el sitio de Josep Mª Bartomeu.

Joan Laporta
Joan Laporta

Laporta mueve ficha

Una Laporta que tiene muy claro que, al margen de introducir muchos cambios en cuanto a modelo de club, una de las urgencias que tiene el Barça es la de hacerse con un delantero centro top.

En este sentido, parece ser que la opción ideal para Leo Messi, a quien Laporta intentará convencer para que siga, sería la de su compatriota Lautaro Martínez, un fichaje que ahora que ya no está Luis Suárez en el Camp Nou sí que cuenta con el ok del de Rosario.

Lautaro ya le ha dejado claro al Barça en varias ocasiones que, si recibe su llamada, dirá que sí sin problema alguno. Pero Laporta ha puesto este posible fichaje en stand by. Entre otras cosas porque su intención no es otra que la de intentar torpedear el fichaje de Erling Haaland por el Real Madrid.

Es evidente que en el Barça estarían encantados con contar con Haaland, pero también lo es que, por perfil de jugador, Lautaro se adapta mucho mejor a las necesidades de la plantilla culé.

La jugada de Laporta pasa por entrometerse en las negociaciones para, sobre todo, acabar elevando el precio que el Madrid deba pagar por el gigante noruego. En el Madrid ya preparan una ofensiva por el del Borussia de Dortmund (puedes hacerte con la camiseta oficial del equipo alemán en Amazon por tan sólo 51.17 euros), pero Laporta no ha dicho su última palabra.

Lautaro está en la recámara, pero todo lo que pueda hacer el abogado catalán (siempre y cuando se convierta en presidente) para poner trabas al Real Madrid lo hará. Y Messi, cómo no, encantado.