Isco se pierde en la noche de Madrid

Los problemas personales del centrocampista alteran su ordenada vida

Fotografía: Isco se pierde en la noche de Madrid » Diario Gol
Fotografía: Isco se pierde en la noche de Madrid » Diario Gol

Isco Alarcón atraviesa uno de los peores momentos de su vida. El jugador del Real Madrid, de 23 años, se encuentra inmerso en una temporada demasiado irregular en el plano deportivo, con altos y bajos, y con una vida personal demasiado convulsionada para la que ha encontrado refugio en la noche madrileña. El jugador está con el corazón partío.

La juerga de Isco en Opium tras la derrota ante el Atlético confirma la tendencia del jugador. Cuando Zinedine Zidane había sacado al centrocampista del ostracismo, Isco se ha dejado ir. Son cada vez más frecuentes las visitas a los garitos. El proceso de distanciamiento/separación de su chica, Victoria Calderón, está sobrepasando al 22.

El mejor socio

La vida sentimental de Isco es un galimatías. Papá de un pequeño en 2014, la relación con la madre del pequeño se ha deteriorado con el paso de los meses. Victoria lleva unas semanas en Málaga, con su familia y el niño, alejada de la casa de Isco en Madrid. La prensa especializada afirma que los dos pasaron las Navidades separados. Nadie confirma la ruptura, pero ni siquiera comparten sus momentos juntos como hacían antaño.

Isco, en este sentido, ha perdido un poco el norte. La vida ordenada e idílica ha dejado paso a la del jugador juerguista. Está muy suelto. Para sus fechorías ha encontrado al socio ideal, James Rodríguez, que tampoco asume el distanciamiento de su chica, Daniela Ospina, que se encuentra en Colombia participando en un reality.

Publicidad