Isco le cambia la cara a Florentino Pérez con una oferta bestial

El de Benalmádena amenaza con irse con una propuesta descomunal

Fotografía: Isco le cambia la cara a Florentino Pérez con una oferta bestial
Fotografía: Isco le cambia la cara a Florentino Pérez con una oferta bestial

Muy mosqueado. Isco Alarcón se marchó de vacaciones con un enfado de tres pares de narices. El Clásico dejó muy tocado al de Benalmádena.

No por el resultado, que también dolió y mucho en el seno madridista. Lo que más calentó al andaluz fue quedarse en el banquillo los 90 minutos.

Olvidado

Existía la duda antes del choque de si el míster optaría por un 4-4-2 con Isco por detrás de Cristiano Ronaldo y de Karim Benzema, o por un 4-3-3 con Gareth Bale completando la BBC.

Todo apuntaba a que Alarcón sería el elegido. Por un lado por haber sido el suplente habitual de Bale durante las lesiones del británico. El ex del Málaga se lo había ganado. Por otro, porque a pesar de las preferencias de Zizou por la BBC, el de Cardiff todavía no estaba al 100%.

Pero ni uno ni otro. Zidane optó por un sistema más defensivo y metió a Mateo Kovacic completando la medular.

Isco la encajó bien. Esperaba salir en la segunda parte. Pero el enfado del media punta se completó cuando el míster no le dio ni un minuto. Nacho Fernández entró primero por Karim Benzema después de la expulsión de Dani Carvajal, mientras que Marco Asensio y Bale fueron los elegidos para buscar la reacción del equipo.

Todo ello con la conversación secreta por el medio que mantuvieron Cristiano y Zidane en el penalti de Carvajal, en la que muchos apuntan que el luso marcó los cambios al míster y entre ellos no estaba el de Isco.

Se deja querer

Por descontado, el centrocampista no contempla un futuro lejos del Santiago Bernabéu. Pero será capaz de plantearse una salida si la situación no cambia a corto/medio plazo. Y ofertas no le faltan.

El Manchester City y el Paris Saint-Gemain están dispuestos a todo por llevarse al jugador. Ya el verano pasado tantearon el entorno del malagueño y las propuestas siguen vigentes. Zidane y su gestión del vestuario marcarán el futuro de Alarcón.