Isco comunica su decisión al Real Madrid

El centrocamposta español del Real Madrid Isco Alarcón toma una decisión y sela comunica al club blanco

Isco Alarcón
Isco Alarcón

Una vez más, Isco Alarcón ha vuelto a ser protagonista en las últimas horas en el Real Madrid. Ojo, no precisamente por su buen juego, sino más bien por su futuro. Y es que el mediapunta español ya le ha hecho saber a Zinedine Zidane y a Florentino Pérez que, pese a tener ofertas muy atractivas encima de la mesa como la del Manchester City de Pep Guardiola, no se va a mover del Santiago Bernabéu.

Algo que, sin embargo, no es que le haga especial ilusión al presidente. Entre otras cosas porque sabe Pérez que, con el contrato de Isco finalizando en 2022, el jugado tendrá la sartén por el mango el verano que viene.

El Real Madrid celebra un gol contra el Betis
El Real Madrid celebra un gol contra el Betis

Isco se queda

La decisión de Alarcón no es precisamente casual. Sabe muy bien Isco que va a ser muy difícil que encuentra un hueco en el once de Zinedine Zidane. Primero porque, como ya ha pasado en otras ocasiones, su estado de forma no es el que debería. Y segundo porque no es poca la competencia que tiene en la plantilla blanca.

Zinedine es muy consciente de la calidad del español, de ahí que nunca haya forzado su salida. A Zidane poco le importa si Alarcón cobra mucho o poco, su prioridad es el juego. Y ahí, Alarcón, pese a no tener continuidad, suele responder habitualmente más que bien.

El jugador tiene una cosa en mente: el verano de 2021. Será el verano en el que, en teoría, deberá disputarse la Eurocopa aplazada de este pasado verano. Isco sabe que quedándose en el Real y teniendo minutos de calidad será un fijo en la Selección de Luis Enrique.

Con ello en mente, los planes del mediapunta pasan por hacer ahora una buena temporada, culminarlo con una buen Eurocopa (siempre que juega con España se sale) y lograr así un buen contrato en un nuevo club. Le quedará tan sólo un año de contrato, por lo que el Real tampoco podrá hacer mucho para evitar su salida. Una jugada maestra de Isco. Una más.