Haaland se acerca al Barça por la llegada de un nuevo patrocinador al club 

Joan Laporta sabe que la entrada de un gran patrocinador en el Barça puede ayudar a ir a por Haaland

Erling Haaland
Erling Haaland

Joan Laporta ya sabía que, en el caso de ganar las elecciones a la presidencia del Barça, se encontraría con un club arruinado y con muchas deuda. Lo que seguramente no se imaginaban en la junta del abogado catalán es que la situación fuera tan grave.

Un drama económico que provocó, entre muchas otras cosas, que el pasado verano el club tuviera que desprenderse de jugadores como Leo Messi o Antoine Griezmann y llevar a cabo fichajes a coste cero.

En este sentido, la llegada de Xavi Hernández parece que ha provocado un cambio de ciclo al menos en cuanto al estado anímico del club y de los aficionados, que ven en la figura del catalán un técnico con un proyecto claro y definido que, eso sí, necesita tiempo.

El patrocinador que acercaría a Haaland al Barça

Tiempo, ojo, y jugadores de primer nivel. El nivel general de la plantilla azulgrana ha caído en picado en los últimos años y, por mucho que lleguen jóvenes apretando desde abajo y que muchos confían en que Xavi podrá recuperar también las mejores versiones d ciertos veteranos o jugadores venidos a menos, el Barça necesita una serie de fichajes para volver a poder pelear de verdad con los grandes de Europa.

Con Mbappé con pie y medio en el Real Madrid, el gran sueño de Laporta es Erling Haaland. Un sueño a día de hoy imposible dada la situación económica del club y el hecho de que otros grandes como PSG o Manchester City, que no tienen precisamente problemas de dinero, también lo tengan en su agenda.

Erling Haaland
Erling Haaland

Sin embargo, con el contrato de Rakuten, uno de los principales patrocinadores del club, cerca de finalizar, en el Barça saben que la entrada de un nuevo patrocinador que aporte cifras muy altas (en torno a los 80-100 millones por año) sí que podría hacer viable la llegada de Haaland al Camp Nou.

Una llegada que implicaría también deshacerse de jugadores con altas fichas como son Philippe Coutinho o Samuel Umtiti, entre otros, que no pasan precisamente por los planes de Xavi.