Griezmann recibe una llamada de Florentino Pérez

El delantero francés se acerca al Real Madrid

Fotografía: Griezmann recibe una llamada de Florentino Pérez
Fotografía: Griezmann recibe una llamada de Florentino Pérez

Se fue de la lengua. Guillermo Amor metió la pata el pasado domingo después del choque que enfrentó al FC Barcelona y al Deportivo de la Coruña (4-0). Le preguntaron al ex jugador blaugrana por si el Barça estaba negociando con Antoine Griezmann y en su respuesta montó un buen lío.

«Puede ser que haya habido algún acercamiento, no lo sé. Puede haber buena sintonía, buena relación, puede haber conversaciones…  Al igual que Griezmann, puede haber jugadores con los que se puede estar hablando y entablando algún tipo de relación por si hay oportunidad», reveló el responsable de relaciones institucionales del club.

El Atlético mueve ficha

Unas declaraciones que no gustaron nada en el Atlético de Madrid, desde donde este martes denunciaron a la entidad catalana, aludiendo que los responsables culés estaban teniendo negociaciones con un jugador que tiene contrato con los colchoneros hasta el 2022 y que lo consideraban una adulteración de la competición.

Por su parte, el delantero del Atlético se comprometió con el conjunto colchonero a permanecer en el club durante la sanción de la FIFA que prohibía a los rojiblancos inscribir a ningún futbolista durante dos ventanas de mercado futbolístico. La misma que padeció el Barça y de la que se libró el Real Madrid.

Pero el francés hizo una petición a cambio de ceder ante los deseos de los madrileños. El delantero galo exigió que su cláusula de rescisión pasara a ser de 100 millones de euros a partir de junio del 2018. Una cifra que le convierte en un caramelo para cualquier club grande europeo, después de la inflación brutal de precios en los últimos años.

Asimismo, uno de ellos sería el equipo de la ciudad condal, pero no sería el único.

El Madrid mete mano

Uno de ellos es el Madrid, donde hace tiempo que también andan tras los pasos de Griezmann. Pero en Chamartín se habían mantenido al margen por dos motivos: no querían romper el pacto de no agresión con el club rojiblanco ni tampoco incumplir las normas de la FIFA.

No obstante, en Chamartín no quieren verlo en el Camp Nou ni en pintura, así como el delantero es uno de los preferidos de Zinedine Zidane. El míster insiste en ir a por el galo el próximo verano. Por eso quieren aprovechar que las relaciones entre el jugador y el club culé se han enturbiado para intervenir y llevárselo al Santiago Bernabéu. Ojo a las llamadas que pueda recibir desde La Castellana.

Tal y como adelantó Diario Gol, desde el Madrid le piden calma, a la hora de decidir su futuro. Le advierten de que no acepte cualquier oferta y de que medite bien la que le hará el club blanco, que no le dejará indiferente en el aspecto económico, así como tendrá un puesto fijo en el once titular en cada partido.