Griezmann pone a Messi en el punto de mira

El delantero francés del Barça Antoine Griezmann y el enésimo lío con el capitán Leo Messi

Leo Messi y Antoine Griezmann
Leo Messi y Antoine Griezmann

Antoine Griezmann es uno de los nombres que más está dando de qué hablar en el Camp Nou en las últimas semanas. Pero ojo porque, al contrario de lo que le gustaría al francés, no es precisamente protagonista por sus buenas actuaciones en el terreno de juego. Todo lo contrario.

Como ya ocurrió la temporada pasada, en estos tres primeros partidos de lo que llevamos de curso Griezmann ha sido el jugador que menos protagonismo ha tenido pese a ser titular en los todo ellos.

Antoine Griezmann
Antoine Griezmann

El conjunto de Ronald Koeman ha tenido momentos muy buenos sobre el césped, sobre todo en las victorias ante Villareal y Celta, pero en ninguno de ellos el delantero galo ha tenido cuota de protagonismo.

Es más, no ha sido otro que Koeman el que, contrariamente a lo esperado en este tipo de situaciones en las que un crack no está acertado, no ha hecho otra cosa que ponerlo aún más en el punto de mira con alguna que otra polémica declaración acerca de su acierto de cara a portería.

Griezmann y su relación con Messi

Griezmann está dolido. Ya lo estaba a finales de la pasada temporada cuando, de hecho, se dejó caer desde su entorno que no vería con malos ojos una salida. Pero la llegada de Koeman y una conversación con el técnico holandés hizo creer a Antoine que, con Ronald al mando, su juego sería mejor. Nada más lejos de la realidad.

En este sentido, el principal motivo del mal juego del delantero es su poca o nula conexión con Messi. Que el argentino y el francés no tienen relación lejos del terreno de juego no es ningún secreto. Lo que llama la atención es que, como apuntan en OK Diario, el capitán apenas interactúa con Griezmann con el balón en juego.

Leo Messi
Leo Messi

El citado medio destaca una estadística demoledora: de los 180 pases que ha dado Messi en los que llevamos de curso, tan sólo 6 han ido a parar a las botas de Antoine. Nada que ver con el resto de sus compañeros: Ansu Fati (12), Coutinho (19), Busquets (26), De Jong (17), Sergi Roberto (18) o Jordi Alba (19).

Griezmann es muy consciente de que es muy probable que, o bien esta temporada da un salto adelante en su juego y se convierte en un jugador trascendente, o el próximo verano saldrá del Camp Nou por la puerta trasera.

Publicidad