Gareth Bale a Modric: “Está muerto” (y el mal olor llega a Florentino Pérez)

El crack que cava su tumba en el choque entre el Real Madrid y el PSG

Fotografía: Gareth Bale a Modric: “Está muerto” (y el mal olor llega a Florentino Pérez) » Diario Gol
Fotografía: Gareth Bale a Modric: “Está muerto” (y el mal olor llega a Florentino Pérez) » Diario Gol

Echó el resto. Zinedine Zidane se lo jugó todo con los cambios que realizó en el choque que disputaron el Real Madrid y el Paris Saint-Germain, en el partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la Champions League que se jugó este miércoles en el Santiago Bernabéu (3-1).

Una apuesta, la del técnico galo, que no solo le salió a la perfección, sino que sentenció a un crack blanco y ensalzó a otros tres que tenían pie y medio fuera del equipo de Chamartín.

Zidane opta por el sistema conservador

El míster decidió empezar con un 4-4-2, sentando a Gareth Bale y dando la titularidad a Isco Alarcón. Una alienación más conservadora que con la BBC, que respondía a las intenciones del técnico de controlar el partido desde el centro del campo.

Pero no fue del todo una buena opción. Los franceses no dominaban del todo, pero sus contras eran temibles, y así fue como llegó el tanto galo. Asimismo, al Madrid se le vio algo estancado y solo fue capaz de empatar en el penalti provocado por Toni Kroos y que Cristiano Ronaldo anotó desde los once metros.

Zinedine Zidane interviene

Pero en la sgunda mitad Zizou intervino y vaya como lo hizo. Primero sentó a Karim Benzema, que firmó un partido muy correcto, para meter a Gareth Bale. Once minutos después realizó un doble cambio, sentando a Casemiro y a Isco Alarcón y dando entrada a Lucas Vázquez y a Marco Asensio, en unas sustituciones que fueron clave para el resultado final.636542438142140673

Los blancos fueron una apisonadora a partir de entonces y solo necesitaron seis minutos para poner al Real dos goles arriba. Y poco faltó para que llegara el cuarto.

La salida de Isco Alarcón revoluciona el Real Madrid

La imagen del equipo sufrió un cambio radical, y este respondía a la desaparición de Isco del terreno de juego y a la entrada de Lucas, Marco y Gareth.

De los dos primeros más de uno en la casa blanca había dicho que no tenían nivel para jugar en el Madrid, mientras que a Bale muchos han querido darle salida desde la cúpula blanca en varias ocasiones durante los últimos mercados futbolísticos. Los mismos que apostaban por la presencia del de Benalmádena por decreto en los onces titulares.

Isco Alarcón se queda sin aliados

Todos ellos quedaron retratados en el partido contra el PSG y entre los jugadores el asunto tampoco pasó desapercibido.

“Está muerto”, señaló Bale a su Modric sobre el malagueño. El galés ha sido el señalado durante toda la temporada y hasta hace poco era el mejor colocado para abandonar el Madrid. Pero ahora las tornas han cambiado y es Isco el que cavío su tumba frente al Paris.

Asimismo, quedó demostrado lo que vienen avisando varios pesos pesados del vestuario como Cristiano Ronaldo, Luka Modric, o los propios Asensio, Vázquez y Bale.

Consideran que Alarcón es el futbolista que ralentiza el juego del Madrid, el que soba el balón y el que se las chupa todas, lo que le convierte en el centro de las miradas cuando se habla de la crisis del juego del Real en el vestuario blanco.

Publicidad