Florentino Pérez tapa la rebelión interna que está agitando al Real Madrid en las últimas 48 horas

El Real Madrid tiene un problema con este descartado del técnico italiano Carlo Ancelotti

Florentino Pérez
Florentino Pérez

El parón por compromisos internacionales llegó en un momento clave de la temporada: el del cierre de la ventana de fichajes estival. Y con semana y media por delante, los clubes han tenido tiempo para analizar lo ocurrido en las últimas semanas y asentar las bases de sus nuevas plantillas. Aunque no todos los clubes están contentos con como han confeccionado la plantilla. Y uno de ellos es el Real Madrid.

En el club blanco, a pesar de intentarlo con varias fórmulas, no han logrado hacerse con los servicios de Kylian Mbappé, el gran objetivo de Florentino Pérez. Aunque no es la ausencia en el equipo del delantero francés lo que más mosqueado tiene al presidente. Y también a buena parte de la afición.

Muestran a Mariano la puerta de salida

Lo que realmente ha generado un malestar general es la rebelión de Mariano Díaz. El delantero catalán no cuenta para Carlo Ancelotti y lleva ya varias temporadas siendo una sombra en el Real Madrid.

Mientras tanto, desde la entidad se le ha invitado a salir del club de forma definitiva. De hecho, tenía dos ofertas sobre la mesa, una del Valencia y otra del Rayo Vallecano.

Mariano Díaz
Mariano Díaz

Mariano Díaz se rebela en el Real Madrid

Sin embargo, a pesar de todos los indicios que le invitaban a abandonare Chamartín, Mariano ha preferido quedarse en el Madrid. Aun a sabiendas de que las posibilidades de que triunfe en el Real son escasas, casi nulas, ha priorizado seguir cobrando como una estrella a tener oportunidades en otros equipos y se alguien en el mundo del fútbol.

Está por ver ahora como reacciona la afición madridista. Porque aunque Florentino calle y lo tape, este asunto ha sido uno de los que más agitación ha generado en el club en las últimas semanas a todos los niveles. Y los seguidores empiezan a estar hartos de rémoras como Mariano o Gareth Bale, que han demostrado tener muy poco respeto por el escudo madridista.