Florentino Pérez juega el as en la manga para quitare el gran fichaje de Joan Laporta para el Barça: hay acuerdo

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez mueve ficha

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Cuentan en el Real Madrid que a Florentino Pérez no le gustó nada la actitud del PSG en los últimos días de mercado a raíz de todo los sucedido con Kylian Mbappé. Por primera vez en mucho tiempo, el presidente blanco no consiguió un fichaje siguiendo la estrategia que siempre había seguido: un cheque brutal.

Sin embargo, parece ser que Florentino ha pasado de la frustración a la acción. Así, como apuntan desde el entorno del máximo responsable del conjunto blanco, Pérez ya se está moviendo para que no le pase el próximo verano precisamente lo mismo.

Así, en el Madrid ya están moviendo ficha no tan sólo por jugadores que quedan libres como Mbappé o Pogba, que tienen pie y medio en el Bernabéu, sino por el fichaje que seguramente más daño haría al Barça: Erling Haaland.

Florentino Pérez y el acuerdo por Haaland

No es que sea un secreto que tanto Barça como Madrid quieren al delantero noruego. De hecho, Mino Raiola y el padre de Erling se reunieron hace meses con los dos clubes para saber cuál era la propuesta de cada uno de cara al futuro.

Una reunión que trascendió a los medios (justo lo que le interesaba a Raiola) y que provocó un evidente enfado en el Borussia de Dortmund. Sin embargo, parece ser que el club alemán ya ha digerido que su estrella se marchará el próximo verano.

Erling Haaland
Erling Haaland

Y ahí Florentino está por delante de Laporta. Primero, por potencial económico y segundo, porque como apuntan desde Alemania, parece ser que es el propio Haaland el que ve mucho más apetecible el proyecto blanco, donde se juntaría con Mbappé, Pogba y compañía, que el azulgrana.

Las buenas relaciones entre Madrid y Borussia han llevado a los dos clubes a llegar a un acuerdo verbal de buena fe por el cual el club blanco iría un paso por delante de cara al fichaje de Erling. Aún faltan muchos meses y la situación puede dar un vuelco, pero es evidente que Florentino ha aprendido la lección y no le volverá a coger el toro de nuevo.