Florentino Pérez investiga reuniones «peligrosas» en Madrid

El presidente, cada día más preocupado por las gestiones de una oposición con buenos apoyos

Fotografía: Florentino Pérez investiga reuniones "peligrosas" en Madrid » Diario Gol
Fotografía: Florentino Pérez investiga reuniones "peligrosas" en Madrid » Diario Gol

Florentino Pérez ha dejado de ser una figura intocable en el Real Madrid. La oposición a la gestión de la actual junta directiva crece y, con mucha discreción, trabaja en la construcción de una candidatura potente para plantar cara al presidente de ACS en las próximas elecciones. Empresarios y antiguos futbolistas, algunos ilustres, visualizan ya un relevó en la cúpula madridista y responsabilizan a Florentino de la inestabilidad deportiva de la entidad desde 2009. Desde que inició su segundo mandato.

La apuesta por Zinedine Zidane ha calmado a un amplio sector de la afición madridista, pero no a los sectores más críticos de la masa social y a antiguos futbolistas que siempre han cuestionado el actual modelo deportivo. Algunas figuras históricas, como Manolo Sanchis, buscan una alternativa desde hace mucho tiempo. Fernando Hierro, más discreto, también es muy crítico con este proyecto. Pero el icono más deseado por todos, tanto por la actual junta directiva como por la oposición, es Raúl González. Ideológicamente, sus propuestas futbolísticas chocan con las de Florentino.

Entrenador o presidente

Raúl González reconoce su ilusión por regresar al Real Madrid, ya sea como entrenador o, incluso, como presidente. Él defiende un modelo similar al del Bayern, con antiguos jugadores en la cúpula del club. En el pasado, su relación con Florentino Pérez tuvo muchos altibajos y muchos madridistas lamentaron su fría salida del club, en contraste con el reconocimiento del Barça hacia Xavi Hernández.

Raúl, Sanchis y Hierro son, actualmente, los grandes referentes de la oposición madridista y para algunos directivos, el mayor peligro para Florentino Pérez. Las reuniones de los antiguos futbolistas son definidas de «peligrosas» por la actual cúpula blanca, conscientes del poder de atracción que tiene Raúl entre la masa social madridista.

Publicidad