¡Florentino dimisión! El Bernabéu carga contra el presidente, Zidane, Cristiano Ronaldo y James

La afición del Real Madrid estalla tras la derrota contra el Atlético que acaba con sus opciones en la Liga

Fotografía: ¡Florentino dimisión! El Bernabéu carga contra el presidente, Zidane, Cristiano Ronaldo y James
Fotografía: ¡Florentino dimisión! El Bernabéu carga contra el presidente, Zidane, Cristiano Ronaldo y James

La peor pesadilla de Florentino Pérez vivió otro capítulo negro. La afición del Real Madrid pidió su dimisión y también cargó contra Zidane, Cristiano Ronaldo y James tras otra frustrante derrota contra el Atlético en la Liga.

El madridismo dictó sentencia y, una vez más, apuntó a Florentino Pérez como el máximo responsable de la actual crisis deportiva de la entidad. A nueve puntos del Barça (que tiene un partido menos) y a cuatro del Atlético, la afición exigió responsabilidades. Está harta de un equipo que no juega a nada y de un presidente al que adoraba hace unos años y que ahora responsabiliza de la decadencia madridista.

«¡Florentino  dimisión!», entonó la frustrada hinchada madridista. Los gritos de los abonados y aficionados del Real Madrid silenciaron a la grada joven, el grupo de animación que utiliza Florentino Pérez para combatir a sus detractores.

Pitos al entrenador

La afición del Real Madrid se mostró muy crítica con Florentino Pérez, pero también pitó a Zidane por primera vez su mala lectura de los partidos y de los cambios. El francés fue el otro perdedor de un derby que controló perfectamente el Atlético de Madrid.

El Bernabéu , en su acoso a los jefes del club, también arremetió contra Cristiano Ronaldo, que sigue sin aparecer en los grandes partidos. La afición reniega cada día más del crack portugués, que sólo marca ante los débiles. Contra los poderosos, se diluye de mala manera.

El otro futbolista que soportó las iras de los aficionados fue James. El colombiano es una triste fotocopia del mediapunta que exhibió muchos destellos de clase durante la pasada temporada. James no desequilibra y fue sustituido por Lucas Vázquez. Su estado físico es deplorable, igual que el de Danilo y Jesé. El canterano ya no puede disimular su sobrepeso. La noche madrileña, está claro, pasa factura.