Filtraciones internas deslizan las apuestas de la directiva del Barça para el clásico

El partido de este sábado en el Bernabéu tendrá consecuencias en el futuro inmediato del club

Fotografía: Filtraciones internas deslizan las apuestas de la directiva del Barça para el clásico
Fotografía: Filtraciones internas deslizan las apuestas de la directiva del Barça para el clásico

La junta directiva del FC Barcelona tiene miedo al clásico. Tal vez porque ven que el Real Madrid puede salir más enchufado por sus urgencias deportivas, o tal vez porque el equipo de Luis Enrique llega muy justo al clásico por culpa de las lesiones. Con una renta de tres puntos respecto al gran rival, los dirigentes del Barça se muestran muy precavidos y firman el empate. El actual escenario no invita a soñar con goleadas históricas.

El Barça tiene la oportunidad de asestarle un golpe muy duro al Real Madrid si gana en el Bernabéu. Con una ventaja de seis puntos, la Liga no estaría ganada, ni mucho menos, pero el gran rival quedaría muy tocado. En los despachos del Camp Nou, sin embargo, se conforman con no salir escaldados del estadio madridista. Nadie descarta la victoria, pero creen que será muy difícil sumar tres puntos sin Messi en su mejor nivel y con la posible baja de Rakitic.

«El empate sería un resultado muy bueno. En la actual situación, tendría mucho valor y el equipo saldría reforzado», ha comentado un ejecutivo del Barça a Diario Gol. La pasada temporada, el equipo de Luis Enrique perdió por 3-1 en el Bernabéu pese a marcar Neymar el primer gol del partido, a los cuatro minutos. En la segunda parte, el Barça se desmoronó.

Luis Enrique, más ambicioso

El Bernabéu, no obstante, ha dejado de ser un campo casi inexpugnable para el Barça. Con Guardiola de entrenador, el Barça ganó tres partidos y empató otro en sus cuatro visitas ligueras. Y el equipo azulgrana también ganó con Gerardo Martino como entrenador (3-4). En cambio, perdió con Tito Vilanova y con Luis Enrique.

Luis Enrique, entrenador del Barça, no comparte probablemente el mensaje de los directivos. Como jugador azulgrana, él siempre fue al Bernabéu con mucho desparpajo. Este jueves (19 de noviembre), además, se cumplen 10 años del día que la afición blanca aplaudió a Ronaldinho. El brasileño marcó dos goles y lideró la victoria (0-3) del conjunto de Frank Rijkaard.