Fichaje sorpresa. Del City de Pep Guardiola al Real Madrid de Ancelotti. Acelerón en las últimas horas

Los movimientos del Real Madrid para hacerse con uno de los jugadores del City de Pep Guardiola

Pep Guardiola
Pep Guardiola

La actividad en los despachos del Santiago Bernabéu se ha acelerado en las últimas horas. Y es que el Real Madrid ha movido ficha para cerrar dos llegadas que, desde luego, cambiarían de manera evidente el nivel de la plantilla de Carlo Ancelotti.

Una de ellas, la que más ilusión genera al madridismo, es la de Kylian Mbappé. El PSG, como apuntan en RMC, está ahora abierto a negociar una salida del delantero viendo que Kylian ha rechazado una vez más la última propuesta de renovación del club.

La otra quizás no sea tan ilusionante como la de Kylian, pero es quizás más necesaria. No es otra que la de Aymeric Laporte. Tal y como apuntan en Manchester, Florentino Pérez está moviendo hilos para poder cerrar la llegada del central del City de Guardiola.

Laporte, del City, el fichaje sorpresa del Real Madrid

No es que sea un secreto que en el Bernabéu son conscientes de la necesidad de hacerse con otro central top para Ancelotti. Las salidas este verano de Sergio Ramos y Raphael Varane han debilitado mucho la zaga blanca, que tiene en plantilla a Alaba, Militao, Nacho y Vallejo.

Más allá de Alaba, el resto de centrales no tiene el nivel para ser titulares indiscutibles en el Real Madrid de Ancelotti. De ahí que el presidente está sondeando la posibilidad de ir a por Laporte.

Aymeric Laporte
Aymeric Laporte

Un central que perdió protagonismo la temporada pasada en el conjunto inglés y que no vería precisamente con malos ojos salir rumbo al Madrid. Eso sí, cuentan en medios ingleses que, por mucho que Guardiola haya dado el ‘ok’ a su posible salida, el City reclamará una cantidad cercana a los 60 millones para dejar salir al defensa.

Una cantidad que en el Madrid no están dispuestos a pagar a no ser que, por el motivo que sea, las negociaciones por Mbappé no lleguen a buen puerto. Ancelotti, cómo no, está presionando a Florentino para que no deje escapar la oportunidad de reforzar una defensa que, como se vio ante el Levante, va a sufrir mucho este curso.