Fichaje para sustituir a Messi tiene el OK de Koeman y el vestuario: la jugada maestra de Joan Laporta

El galáctico que tiene en mente Joan Laporta para olvidar la salida de Leo Messi del Barça

Joan Laporta
Joan Laporta

La salida de Leo Messi del Barça no va a ser precisamente fácil de olvidar. Entre otras cosas porque, al menos si se tiene en cuenta lo explicado por el argentino en su despedida, su salida no ha sido por voluntad propia sino más bien por temas económicos.

El Barça pierde mucho sin Leo, tanto a nivel deportivo como económico. Los patrocinadores ya no pagarán los mismo sin el 10 y el impacto mediático del club catalán sin el de Rosario va a caer en picado.

Es por eso que Joan Laporta, consciente de la difícil situación económica por la que atraviesa el club, ya está preparando una operación de cara al próximo verano. El actual pasa por aliviar la masa salarial con salidas de jugadores que no cuentan para mejorar la salud financiera del club.

El fichaje de Joan Laporta

La esperanza en el Barça es que, con Messi ya fuera del vestuario, el equipo no se resienta mucho y pueda luchar por todos los títulos. La unión en el Camp Nou en este sentido es total, tal y como se vio en el debut ante la Real Sociedad.

Eso sí, tanto el vestuario como la junta directiva son conscientes de que a este Barça le falta un gran nombre, un jugador que asuste a los rivales y que atraiga a patrocinadores. Mbappé sería la opción ideal en este sentido, pero el francés tiene pie y medio en el Real Madrid.

Es por eso que, dada también la excelente relación de Laporta con Mino Raiola, la jugada maestra del presidente es esperar al próximo año para ir a por Erling Haaland. Será en verano de 2022 cuando el Borussia de Dortmund ya no podrá impedir su salida, y el Barça irá a por él.

Erling Haaland
Erling Haaland

Ojo, no será precisamente sencillo su fichaje dado que todos los grandes de Europa estarán también tras sus pasos, pero Laporta confía en su buen entendimiento con Raiola y las buenas sensaciones que quedaron tras la reunión hace meses con el italiano y el padre de Erling.

Evidentemente, tanto Koeman como el vestuario han dado el ‘ok’ a un posible fichaje que, desde luego, haría más sencilla la vida post-Messi en el Camp Nou.