Ficha por el peor enemigo de Florentino Pérez. Contrato firmado. Adiós, Real Madrid

El crack que se la juega a Florentino Pérez fichando por uno de los peores rivales del presidente del Real Madrid

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Florentino Pérez tiene en mente llevar a cabo una serie de grandes fichajes el próximo verano. Son muchos los nombres que están sonando en los últimos meses en el Santiago Bernabéu, pero sólo tres de ellos generan unanimidad: Mbappé, Haaland y Camavinga.

Tres fichajes que cada día que pasa se complican más para el Madrid. El único que parece claro es el de Mbappé siempre y cuando Florentino consiga convencer a su amigo Nasser Al-Khelaïfii para que deje salir al galo este mismo verano.

Eduardo Camavinga
Eduardo Camavinga

El problema llega con Haaland y Camavinga. Mejor dicho, con sus representantes. En el caso del noruego no es otro que Mino Raiola, un tipo con el que Florentino no le gusta negociar dad su facilidad para cambiar de bando y siempre buscar la comisión más alta.

Camavinga ficha por Jonathan Barnett, el peor enemigo de Florentino Pérez

Pero la peor noticia que ha podido recibir Florentino Pérez en las últimas horas llega desde Francia. Y es que Eduardo Camavinga ha decidido que, para dar el importante paso adelante en su carrera que tanto necesita, lo va a hacer de la mano de Jonathan Barnett y su agencia Stellar Group.

“Somos los representantes oficiales de Eduardo Camavinga. Agradezco a la familia por su confianza en mí y en nuestra agencia, y espero trabajar con ellos para asegurar lo mejor para Eduardo”, apuntó el representante hace unos días a L’Equipe.

Un Barnett que, desde luego, no está en la lista de mejores amigos de Florentino. Y es que no es otro que el agente de Bale. Jonathan ha sido muchas veces protagonista por sus declaraciones en contra del club blanco apuntando a la directiva y al mal trato que esta dispensaba al delantero galés.

Con este contrato firmado entre Camavinga y Barnett, muchos dan por hecho que el fichaje del pivote galo por el Real Madrid se ha complicado sobre manera. Parece imposible pensar que, con las pésimas relaciones que tienen Barnett y Florentino, los dos puedan llegar a un acuerdo.