En el túnel de vestuarios del Camp Nou se llegó a las manos

Varios jugadores del Barça y del Espanyol se insultaron y se pelearon tras acabar el partido de Copa

Fotografía: En el túnel de vestuarios del Camp Nou se llegó a las manos
Fotografía: En el túnel de vestuarios del Camp Nou se llegó a las manos

No hay imágenes, pero la trifulca en la zona de vestuarios del Camp Nou fue de campeonato. Gritos, insultos y golpes entre jugadores del FC Barcelona y del RCD Espanyol en unas escenas dantescas. Sólo la rápida intervención de la seguridad privada evitó daños mayores, a la espera de una posible sanción del Comité de Competición para algún futbolista.

Al menos seis futbolistas se enzarzaron en una pelea. Tres por equipo. De hecho, los jugadores ya se retiran instantes después de que acabara el partido. Los barcelonistas buscaban a Pau López, pero el portero del Espanyol no participó en los incidentes. Tal vez porque sabía que los futbolistas del Barça estaban indignados con su pisotón a Messi, permaneció más tiempo del normal en el terreno de juego.

Golpes sofocados

Sergio Busquets, Luis Suárez y Mascherano, por parte del Barça, y Gerard Moreno, Enzo Roco y Jordán, por parte del Espanyol, se dijeron de todo. Hubo insultos sonados, con menciones a las madres, y también golpes, sofocados por la seguridad del Camp Nou.

Los protagonistas volvieron a citarse para el próximo miércoles en Cornellà-El Prat. En las últimas horas, sin embargo, los dos clubes han intentado rebajar la tensión después de que Joan Collet, presidente del Espanyol, encendiese la mecha el pasado domingo al decir que se había puesto en funcionamiento la maquinaria «nacionalbarcelonista».